26 de septiembre 2019 | 12:43 pm

El Congreso de Estados Unidos publicó este jueves el documento escrito por un denunciante sobre Donald Trump, basado principalmente en el contenido de una llamada entre el presidente de Estados Unidos y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, el 25 de julio de 2019.

En un memorándum de la llamada telefónica, revelado por la Casa Blanca el miércoles, se registra cómo es que Trump le pide a Zelenski que lo ayude con una investigación sobre Joe Biden (aspirante demócrata a la presidencial de 2020) y su hijo, Hunter Biden.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, abrió una investigación de juicio político para destituir a Trump al que acusan de abuso de poder.

Fuentes

Por el momento, la identidad del autor del informe solo lo conoce el inspector general de los servicios de inteligencia. El denunciante asegura en su informe que recibió la información de más de media docena de funcionarios estadounidenses.

Ocultamiento

La Casa Blanca es señalada de registrar el informe de la llamada telefónica en un servidor reservado para contenido clasificado o confidencial.

Ese servidor es utilizado por el Consejo de Seguridad nacional para, por ejemplo, las operaciones de inteligencia. Por lo general, estos apuntes de conversaciones se colocan en un servidor que permite que el resto de la administración y los secretarios los consulten.

Según el denunciante, los funcionarios que lo contactaron expresaron su alarma sobre la gravedad de la llamada entre ambos mandatarios y cómo el presidente abusó de su oficina para beneficio personal.

“En los días siguientes a la llamada, me enteré de varios funcionarios estadounidenses que altos funcionarios de la Casa Blanca habían intervenido para ‘bloquear’ todos los archivos de la llamada”, señaló el denunciante.

Aseveró que ese conjunto de acciones le recalcaron que los funcionarios de la Casa Blanca entendieron la gravedad de lo que transcurrió en la llamada.

“Los funcionarios de la Casa Blanca me dijeron que fueron ‘dirigidos’ por abogados de la Casa Blanca para eliminar la transcripción electrónica del sistema informático en el que normalmente se almacenan dichas transcripciones para su coordinación, finalización y distribución a los funcionarios a nivel de gabinete”, acusó el denunciante.

En el apéndice agregó: “Según los funcionarios de la Casa Blanca con quienes hablé, no fue la ‘primera vez’ bajo esta administración que una transcripción presidencial fue colocada en este sistema (…) con el único fin de proteger la información políticamente sensible y no sensible desde el punto de vista de la seguridad nacional”.

Injerencia

Los motivos del informe del denunciante están escritos en el segundo párrafo: “Como parte de mis funciones oficiales, varios funcionarios del gobierno estadounidense me informaron que el presidente de Estados Unidos está usando el poder de su cargo para solicitar la injerencia de un país extranjero en la elección estadounidense de 2020”.

El 25 de julio, después de algunas banalidades, el presidente Trump “utilizó el resto de la llamada para promover sus intereses personales”, en este caso:

-Investigar en Ucrania a su rival político Joe Biden y su hijo Hunter.

-Investigar el origen ucraniano por cargos de interferencia rusa en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016.

-Instar a los ucranianos a reunirse con “dos personas explícitamente designadas por el presidente como sus emisarios personales” sobre estos temas: el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, y el fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr.

Canales y presiones paralelas

El denunciante finalmente rastreó los viajes y declaraciones de Rudy Giuliani como “emisario” de Trump. Informó sobre una reunión de Giuliani en Madrid el 2 de agosto con un asesor del presidente ucraniano, Andriy Yermak.

También explicó que se enteró por fuentes gubernamentales que el nuevo gobierno ucraniano había recibido el mensaje de que la relación entre los dos presidentes dependería de la voluntad de Volodimir Zelenski de “jugar el juego”, en referencia a la ayuda militar estadounidense a Ucrania.

En julio, Trump ordenó personalmente la suspensión de esta ayuda, escribió el denunciante.

“No hay algo inapropiado”: Casa Blanca

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, respondió que no hay cambios en su postura.

Nada ha cambiado con el lanzamiento de esta queja, que no es más que una recopilación de relatos de terceros y eventos recortados de prensa, todo lo cual no muestra nada inapropiado. (El presidente) no tiene nada que ocultar,

indicó Grisham según el Wall Street Journal.

Con información de AFP