Joe Biden vehículos eléctricos

11 de marzo 2022 | 4:49 pm

Advertisement

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que defendería cada centímetro del territorio de la OTAN incluso sí eso significa una Tercera Guerra Mundial, pero aclaró que no lo haría por Ucrania.

“Apoyaremos a Ucrania, mientras continuamos unidos a nuestros aliados en Europa y enviaremos un mensaje inequívoco: defenderemos cada centímetro del territorio de la OTAN”, declaró el mandatario estadounidense desde la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense se comprometió a evitar una “confrontación directa entre la OTAN y Rusia” porque provocaría la “Tercera Guerra Mundial”, aunque advirtió al Kremlin contra el uso de armas químicas y amenazó con que pagarán un alto precio por dicha acción.

Con lo anterior, el presidente de EU mantiene su postura y descarta el envío de tropas a la Zona de Exclusión Aérea, medida solicitada por Ucrania, la cual implicaría el compromiso de derribar naves rusas que vuelan sobre dicho país.

Biden reprendió los llamados que piden al país norteamericano que considere cerrar los cielos sobre Ucrania, en tanto que comandantes militares estadounidenses han dicho que eso requeriría derribar aviones rusos en el espacio aéreo ucraniano.

“No se engañen: no importa lo que digan, eso sería una Tercera Guerra Mundial, ¿de acuerdo?”, dijo Biden en un mensaje.

Puedes leer más: Biden busca excluir a Rusia del comercio internacional; aplica más sanciones

EU impondrá más sanciones a Rusia

Biden anunció que Estados Unidos degradará sustancialmente el estatus comercial de Rusia como castigo por la invasión con Ucrania, además de que anunció la prohibición de diversas importaciones procedentes de Moscú, como bebidas alcohólicas, mariscos o diamantes.

Con esta acción, Estados Unidos y sus aliados impondrán mayores aranceles a sus importaciones procedentes de Rusia, intensificando el aislamiento de la economía rusa en represalia por el conflicto militar.

Rusia se beneficiaba hasta ahora del estatus comercial de “nación más favorecida”, que le permite el libre intercambio de algunos bienes y servicios.

La medida debe aprobarse por el Congreso estadounidense, aunque, al parecer, hay un apoyo unánime entre demócratas y republicanos.

El presidente de Estados Unidos adelantó que los países del G7 trabajarán para cerrar a Rusia cualquier fuente de financiación procedente de instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

“Putin es el agresor y debe pagar el precio por ello. No puede seguir tomado acciones que amenazan los fundamentos de la paz y la estabilidad internacional y luego pedir ayuda financiera a la comunidad internacional”, manifestó.

Además anunció que se añadirán más nombres a la lista de oligarcas rusos sancionados.

Te puede interesar: Sanciones contra Rusia dispararían precios de alimentos, asegura Putin