fbpx

10 de abril 2019 | 7:04 pm

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se garantizó un tránsito seguro a la reelección este miércoles, ya que los partidos religiosos derechistas se aprestaban a darle la mayoría parlamentaria pese al apretado resultado conseguido frente a su principal rival centrista, según un recuento de votos.

Con más del 97% de los votos contados -los sufragios de los soldados en las bases militares serán contabilizados en los dos próximos días- el partido conservador Likud de Netanyahu parecía en camino de lograr el apoyo suficiente para controlar 65 de los 120 escaños de la Knéset (el parlamento de Israel) y liderar la próxima coalición de gobierno.

De confirmarse, Netanyahu lograría un récord de cinco mandatos como primer ministro.

Sí, tiene muchas faltas. Pero en los asuntos que más importan, él es un líder visionario,

se lee en la entrada de una opinión publicada en el New York Times.

Netanyahu, quien lograría su quinto mandato como primer ministro, es descrito por el diario como un hombre que “puede ser cínico, pero no manipula las elecciones. Él gana bastante, a menudo contra grandes probabilidades, incluyendo, esta vez, las acusaciones que se avecinan en su contra”.

A mediados de la década de 1990, durante su primer mandato como primer ministro, Netanyahu rechazó los supuestos subyacentes al proceso de paz con los palestinos.

En el momento eso fue considerado audazmente de ala derecha, sin embargo hoy se le considera de sentido común en Israel, incluso por sus rivales políticos.

Netanyahu fue uno de los primeros políticos en reconocer a Irán como la principal amenaza para la supervivencia de Israel, y luchó ferozmente en foros internacionales para llamar la atención del mundo sobre este problema. Hoy en día, esta opinión también es ampliamente apreciada en todo el espectro político israelí.

Su relación con Trump

Los israelíes consideran que Trump ofreció a Netanyahu un espectacular “regalo” en plena campaña electoral, al reconocer la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, anexado a Siria.

Netanyahu mencionó cada vez que pudo su cercanía con el presidente de Estados Unidos.

Donald Trump, quien apareció en carteles de campaña de Netanyahu para demostrar su cercanía, le telefoneó para felicitarle por la reelección, dijo el líder del Likud, quien agradeció a su aliado estadounidense por su “tremendo apoyo para Israel”.

Trump dijo a los medios en la Casa Blanca que la reelección de Netanyahu aumenta las probabilidades de lograr la paz entre Israel y los palestinos.

Ha sido un gran aliado y es un amigo. Me gustaría felicitarle por una contienda bien pensada,

afirmó el presidente.

Con información de Reuters y AFP