13 de diciembre 2018 | 9:19 am

El Banco Central Europeo (BCE) decidió este jueves terminar formalmente con su esquema de compra de bonos por 2,600 millones de euros (2,950 millones de dólares), aunque dijo que seguirá reinvirtiendo el efectivo proveniente del vencimiento de títulos.

Tras la junta mensual, los gobernadores del BCE decidieron además mantener sin cambios “al menos hasta el verano 2019” las tasas de interés.

Con esta decisión, la tasa del BCE sobre depósitos bancarios a un día permaneció en -0.40%, mientras que la principal tasa de refinanciamiento, que determina el crédito de la economía, se mantuvo en 0.0%, los mismos niveles registrados desde la primavera de 2016.

“El consejo de gobierno pretende seguir reinvirtiendo, en su totalidad, los principales pagos de los vencimientos de papeles adquiridos en el programa de compra de activos por un periodo extenso pasada la fecha en que comience a elevar las tasas de interés y en cualquier caso por el tiempo que sea necesario”, dijo el BCE.

Como lo había adelantado en junio, el BCE pondrá fin a la compra de deuda pública y privada, programa conocido como “quantitative easing” (QE), cuando termine diciembre. Las sumas inyectadas en la economía desde octubre representaban sólo 15,000 millones de euros mensuales.

Pronóstico sombrío

Luego del poner fin al programa, el BCE redujo sus previsiones de crecimiento y modificó las proyecciones de inflación luego de que la economía de la zona euro se desacelerara más de lo esperado en la segunda mitad del año.

Para el 2019, el BCE considera que la economía de la zona euro se expandirá un 1.7%, en comparación con una proyección anterior de 1.8% y por arriba de las expectativas de analistas de 1.6%.

Luego prevé un crecimiento de 1.7% para el 2020, mientras que su proyección inicial para el 2021 es de una expansión del 1.5%.

En cuanto a la inflación, el BCE subió levemente su pronóstico para este año al 1.8%, pero redujo su estimación para el año que viene al 1.6% desde 1.7%. Además, proyectó que en el 2021 el aumento de precios será del 1.8%.

Con información de Reuters y AFP