vacuna COVID-19 para niños

1 de diciembre 2021 | 3:10 pm

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este miércoles que un “cóctel tóxico” de bajas tasas de vacunación y de pruebas de detección está creando un fértil caldo de cultivo  para nuevas variantes de COVID-19

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dijo en conferencia de prensa que el fin de la pandemia “no es una cuestión de suerte, sino de opción”.

Tenemos, a nivel mundial, un cóctel tóxico de baja cobertura de vacunación y muy pocos tests, una combinación ideal para la reproducción e incremento de variantes del coronavirus

añadió.

Esta advertencia tiene lugar tras la aparición de la nueva variante ómicron de coronavirus, que en noviembre provocó pánico a escala global.

De acuerdo con la ONU, ómicron, cuyo código es B.1.1.529, “fue señalado a la OMS por Sudáfrica por primera vez el 24 de noviembre del 2021, en tanto el primer caso confirmado en laboratorio fue identificado a partir de una muestra tomada el 9 de noviembre”.

El viernes la OMS calificó a ómicron como una “preocupación” al más alto nivel. 

Te puede interesar: Aumento de contagios y variante ómicron de COVID-19 plantean riesgos a la economía: Powell

Inquieta a los expertos porque presenta muchas mutaciones que, muy probablemente, lo hagan más contagioso y sobre todo potencialmente más resistente a la inmunidad brindada por las vacunas actuales. 

Se realizan estudios con el objetivo de determinar si éste es realmente el caso y en qué medida, pero los primeros resultados recién se conocerán en las próximas semanas. 

“Al menos 23 países en 5 de las 6 regiones de la OMS han informado sobre casos de ómicron, y esperamos que este número aumente”, prosiguió Tedros. 

Hasta ahora se habían detectado cuatro variantes inquietantes: delta, que representa casi todos los casos secuenciados en el mundo, alfa, beta y gama.

Te puede interesar: Reservas internacionales y crédito del FMI ‘blindan’ economía ante nueva variante del COVID-19