Donald Trump vs. Jerome Powell

1 de agosto 2019 | 11:18 am

Los llamados de Donald Trump para que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) redujera su tasa clave pueden no ser la razón por la que el banco central tomo esa decisión finalmente.

Sin embargo, las políticas públicas del presidente sí pusieron la mesa para que la entidad recortara su instrumento a un rango de 2% a 2.25%.

El inicio de la guerra comercial con China con la imposición de aranceles de 25% sobre productos valuados en 200,000 millones de dólares perjudicaron a las empresas, y generaron dudas sobre futuras inversiones.

El libro beige de la Reserva Federal, una recopilación de comentarios de empresarios sobre las condiciones económicas del país, y que es tomado en cuenta para las decisiones de política monetaria, ahora presenta regularmente una colección creciente de impactos relacionados con el comercio.

En la edición que circuló antes de la reunión de la Fed del miércoles, una compañía en el noreste de la nación se quejó del costo por hacer un seguimiento de los aranceles.

Impacto de datos duros

La economía estadounidense creció 2.1% anualizado en el segundo trimestre del año, mientras que presentó la primera caída en inversión empresarial desde 2016, y el comercio en general fue un obstáculo neto para el crecimiento.

La incertidumbre comercial, la débil inversión privada y el lento crecimiento mundial fueron las tres razones principales citadas por el presidente de la Fed, Jerome Powell, para reducir la tasa clave a un rango de entre 2% y 2.25%.

La guerra comercial ha sido perjudicial para la economía mundial y ha creado un ciclo de retroalimentación que representa un riesgo para el crecimiento de Estados Unidos,

dijo el economista senior de EU en AllianceBernstein, Eric Winograd,

Los responsables de formular las políticas de la Fed, indicó Winograd, están respondiendo principalmente a los riesgos, y la mayoría provienen del gobierno federal.

No obstante, otros riesgos a los que el recorte de la tasa de la Fed debe responder no son responsabilidad de Trump, como la baja inflación (1.4% en junio) que Powell dijo fue un factor para tomar la medida.

El lento aumento lento de los precios es anterior al mandato de Trump y, al menos en parte, está impulsado por la competencia global y la innovación tecnológica.

Aún así, el recorte de tasas de la Fed si no responde a las palabras del mandatario en parte sí a sus acciones.

Trump quiere más recortes

El presidente quiere más recortes en la tasa. Después de la conferencia de Powell, Trump acudió a Twitter para expresar su descontento con la postura de la Fed de que el banco central no se estaba iniciando un ciclo de reducción de su tasa.

“Lo que el mercado quería escuchar de Jay Powell y la Reserva Federal era que este era el comienzo de un ciclo de reducción de tasas prolongado y agresivo que seguiría el ritmo de China, la Unión Europea y otros países del mundo”, tuiteó Trump.

Powell insistió nuevamente en que él y sus colegas no tienen en cuenta la política al decidir sobre la tasa, ni hacen política para demostrar la independencia del banco central.