Arturo Herrera

21 de julio 2020 | 1:36 pm

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, indicó que los mexicanos tendremos que aprende a convivir con el COVID-19 en la vida pública y económica unos meses, por lo menos hasta que haya acceso a una vacuna.

Por lo que recordó que la reapertura económica tendrá que ser ordenada, para evitar un repunte de los casos como ya ha sucedido en algunas ciudades como California, Estados Unidos.

En el marco de su participación de la reunión del Consejo Directivo Nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Herrera señaló al cubrebocas como uno de los elementos más importantes para sacar adelante a la economía.

Vamos a tener que convivir entre siete meses y un año con esta pandemia. Lo que tenemos que hacer es parte de lo que ya están haciendo ustedes, actividades, pero con esta protección. Esto (el cubrebocas) va a ser uno de los elementos más importantes que permita relanzar con más éxito la economía, nos vamos a tenernos que adaptar

dijo Arturo Herrera. 

Indicó que, de las tres salidas que había para resolver la pandemia, era una vacuna, una cura con un tratamiento o la inmunidad de rebaño. “Esta última, no podemos pensar en ella, requiere que entre 70 y 75% del país se contagie, el costo en vidas potenciales es de 85 millones es muy alto y esa no es la salida a la que le apostamos. La salida más probable va a ser en términos de una vacuna”.

Herrera también descartó las peticiones de los dirigentes de la Canacintra como elevar el monto de la deuda pública, en particular porque, además, la razón Deuda/PIB aumentará aún sin contratar nueva deuda, esto debido, a la caída del Producto Interno Bruto (PIB) y la revalorización que ha tenido el dólar frente al peso.

No obstante, se comprometió a revisar con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) si hay alguna manera de diferir el pago de las tarifas para algunas industrias y empresas, sin que esto afecte el balance de la CFE.

Herrera indicó que el país tiene una serie de problemas estructurales y un bajo margen de maniobra que no le permiten implementar las mismas medidas que han llevado a cabo economías desarrolladas, en donde los apoyos para enfrentar la pandemia equivalen a alrededor de 30% del PIB, además de contar, incluso con tasas negativas.

La tasa de Banxico es de 500 puntos base, es una tasa 20 veces más alta que la de referencia de Canadá, ¿cuáles son las implicaciones fiscales si diéramos un impulso fiscal como uno de estos países?, de 20 o 30% del PIB es poco más de 5 billones de pesos, a una tasa ponderada cercana a 6% quiere decir que solo en el pago de intereses tendríamos que pagar alrededor de 300,000 millones de pesos.

El secretario señaló que esta cifra es lo que cuestan casi todos los programas sociales que tiene el país. “La disyuntiva de nuestro país es diferente”.

Por lo que Herrera dijo que el gobierno optó primero por implementar medidas para mitigar los efectos de la pandemia en la población como el diferimiento de los pagos de los créditos con la banca, los apoyos vía créditos a las personas más vulnerable, y el adelanto del gasto público, por mencionar algunos.

Aunque José Enoch Castellanos, presidente nacional de la Canacintra, dijo que los apoyos a las empresas que se han dado por la vía de créditos son insuficientes ya que no ofrecen soluciones ante la incertidumbre que existe para contratar una deuda.

En este sentido, los directivos de la Canacintra señalaron que 68% de las empresas de su sector tienen dificultades para cumplir con sus obligaciones financieras, 67% tiene problemas de liquidez y 81% tiene problemas para enfrentar los gastos generados para la reapertura, en particular para la compra de pruebas para el COVID-19.

Además, 250,000 empresas siguen sin abrir y 500,000 enfrentan el riesgo de caer en insolvencia.

El secretario de Hacienda también indicó que trabajan con Banco de México y el sector financiero para que haya un financiamiento adecuado a las empresas, en particular buscan que los recursos que ha asegurado el banco central puedan traducirse en mayores recursos para las personas y empresas afectadas.

“Y (ahora) entendiendo y a actualizar la lectura de qué pasa, que vamos a entra a una recuperación conviviendo con el COVID”