8 de enero 2021 | 8:09 am

El mercado laboral de Estados Unidos eliminó 140,000 empleos durante diciembre de 2020, reflejo de la incertidumbre ante el alza de contagios de COVID-19.

Con ello, la tasa de desempleo se ubicó en 6.7%, con un total de 10.7 millones de personas desempleadas, de acuerdo con los datos publicados este viernes por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

La caída de diciembre representa el primer declive en las nóminas no agrícolas nacionales desde abril. La economía estadounidense ha recuperado poco más de la mitad de los 22.2 millones de puestos de trabajo que se perdieron en marzo y abril.

La pérdida de puestos de trabajo contrasta con las estimaciones del mercado, que esperaba la creación de 50,000 empleos.

La disminución del empleo en la nómina refleja el reciente aumento de casos de coronavirus (COVID-19) y los esfuerzos para contener la pandemia. En diciembre, la pérdida de puestos de trabajo en el ocio y la hotelería y en la educación privada se compensó parcialmente con las ganancias en los servicios profesionales y empresariales, el comercio minorista y la construcción

indicó el Departamento

Hasta este viernes, Estados Unidos tiene 21.6 millones de casos confirmados de COVID-19 y el fallecimiento de más de 365,000 personas, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

 

Entre los principales grupos de trabajadores, las tasas de desempleo de adolescentes aumentó a 16% y la de hispanos a 9.3%.

Las tasas de desempleo para hombres adultos fue de 6.4%; mujeres adultas, 6.3%; blancos, 6%, negros, 9.9% y asiáticos, 5.9% mostraron pocos cambios.