7 de diciembre 2021 | 11:09 am

Advertisement

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, defendió la propuesta de aplicar un impuesto a las apps de reparto de comida y mercancías e indicó que esos recursos se destinarán a los servicios públicos de la capital. 

La Secretaría de Administración y Finanzas a través del proyecto de Código Fiscal  envió la propuesta de aplicar un impuesto de 2% a aplicaciones como Amazon, DIDI Food, Uber Eats, etc. al Congreso de la Ciudad de México, instancia que deberá discutir y en su caso aprobar o rechazar la propuesta.

“La mayor parte de estas aplicaciones se lleva sus ganancias fuera del país y no dejan nada en México”, indicó Sheinbaum tras la entrega de reconocimientos a policías de la capital. 

Añadió que las aplicaciones de taxis ya lo tienen, se cobra un impuesto del 1.5% de cada viaje que realicen este tipo de aplicaciones en Ciudad de México e indicó que el dinero recaudado se destinará a proyectos de movilidad y de sustitución y modernización de la flota de taxis públicos.

Finalizó diciendo que se van a reunir con la Coparmex y que el impuesto “no se aplicaría a los establecimientos, ni a los trabajadores ni menos a los usuarios”.

Respuesta de Coparmex 

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la Ciudad de México manifestó su preocupación y rechazó las propuestas de nuevos impuestos que se incluyen en la normatividad de posibles ingresos para 2022, que fueron enviadas por el gobierno de la Ciudad al Congreso capitalino.