fbpx
Arquitecto

10 de enero 2020 | 10:02 am

Estados Unidos generó 2.1 millones de nuevos empleos en 2019, con lo que hiló 10 años consecutivos de crecimiento, de acuerdo con datos del Departamento del Trabajo dados a conocer este viernes, pero los salarios tuvieron en diciembre su menor alza anual desde julio de 2018.

Es la racha alcista de generación de empleo más larga en los 80 años de historia del indicador, destacó el Wall Street Journal, pero el ritmo de avance se desaceleró: la cifra de empleos nuevos en 2019 fue la menor desde 2011, cuando se generaron 2 millones 75,000 plazas laborales.

En el último mes de 2019, la economía estadounidense generó 145,000 empleos, por debajo de los 160,000 esperados por analistas de Wall Street consultados por Bloomberg, pero el ritmo de contrataciones fue más que suficiente para mantener la expansión económica más larga en la historia del país, pese a una mayor desaceleración en el sector manufacturero.

En tanto, la tasa de desempleo se mantuvo en 3.5%, la menor en 50 años.

En los 12 meses a diciembre, los salarios crecieron un 2.9% por debajo del incremento de 3.1% al mes previo.

Aunque el alza salarial aún se encuentra por arriba de la inflación, es más baja que la registrada en otros momentos cuando la tasa de desempleo se ha ubicado en mínimos históricos, detalló el Wall Street Journal.

El crecimiento de los salarios es el aspecto del mercado laboral que no se ha recuperado desde la Gran Recesión de 2009, destacó un economista del sitio Glassdoor citado por el diario.

“Es más fácil encontrar un nuevo empleo que obtener un aumento salarial en esta economía”, dijo al New York Times la economista jefe de Grant Thornton, DIane Swonk.

Caen empleos en industria manufacturera

La industria manufacturera generó 46,000 empleos en 2019, muy por debajo de los 264,000 de 2018, un retroceso de 82.57%.

El debilitamiento del sector manufacturero fue una preocupación constante durante un año lleno de incertidumbre tras el inicio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Dos tercios de importaciones chinas valuadas en 360,000 millones se mantienen sujetas a tarifas impuestas por el país norteamericano y el presidente Donald Trump anunció que impondrá nuevas a Europa este mes.

“La incertidumbre en torno al comercio ha sido una complicación grave, es difícil para estos fabricantes tomar decisiones sobre la planificación a largo plazo cuando no saben cuál será su estructura de costos. Y todavía hay cambios por venir “, dijo Andy Challenger al NYT.

Con información de Reuters

 

 

Comparte