Cancún. Foto: Pixabay

7 de julio 2020 | 6:31 pm

Quintana Roo, Baja California Sur, Nayarit y Guerrero serán los estados más afectados por las restricciones a los viajes internacionales y las medidas de confinamiento que se han implementado en gran parte del mundo para desacelerar el ritmo de contagios del COVID-19.

La industria del turismo en México representó 8.7% del PIB nacional en 2018 y las entidades mencionadas registrarán una contracción en los ingresos propios en 2020, principalmente por una caída en los impuestos al hospedaje y sobre nómina, indicó la calificadora Moody’s en un reporte.

Las economías de Quintana Roo, Baja California Sur, Nayarit y Guerrero son las más dependientes al turismo. Los servicios de alojamiento temporal, alimentos y bebidas representan 24.5% (Quintana Roo), 13.3% (Baja California Sur), 12.5% (Nayarit) y 5.5% (Guerrero) del PIB estatal.

Esperamos que el impacto de la pandemia en el turismo conducirá a una pérdida promedio de 3.0% del PIB de estos estados en 2020, en nuestro escenario base, de 4.8%  en nuestro escenario de estrés y de 0.6% en 2021

escribieron los analistas de Moody’s.

En los cuatro estados, las tasas de ocupación hotelera han disminuido en un promedio de 31.7%, y las tasas de empleo en el sector de servicios alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas disminuyeron 5% en promedio, en los primeros cuatro meses del año.

Como resultado, Moody’s prevé una contracción en la recaudación de los impuestos al hospedaje y sobre nómina. Asimismo, espera que las participaciones federales vean una disminución, debido a la contracción de los ingresos propios y del PIB estatal.

En el escenario base, la tasa promedio de ocupación hotelera en los cuatro estados disminuiría 47.6% y la tasa de empleo 5.7%. En el escenario de estrés, estos porcentajes aumentarían hasta 71.3% y 8.6%, respectivamente.

Estas disminuciones se traducen directamente en una menor recaudación de impuestos al hospedaje y sobre nómina, en consecuencia, Moody’s prevé una contracción de los ingresos propios de estos estados.

Bajo el escenario base, las disminuciones serán de 19.1% (Baja California), 15.3% (Quintana Roo), 8.2% (Nayarit) y 6.5% (Guerrero) en 2020. Bajo el escenario de estrés, las disminuciones serán de 25.4%, 23.7%, 12.8% y 9.3%, respectivamente.

En 2021, estiman que la recuperación varíe entre los estados, con Guerrero registrando la mayor recuperación, seguido por Quintana Roo, Baja California y Nayarit. “En general, para 2021 proyectamos un aumento promedio de los ingresos propios de 11.6% en estas cuatro entidades”.