fbpx

27 de marzo 2019 | 3:46 pm

Según un estudio realizado por investigadores del Fondo Monetario Internacional, la entrada en vigor del Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) tendrá un efecto marginal en el Producto Interno Bruto real de los tres países.

Aunque sí habría ganancias en el bienestar, medido a través del cambio en el consumo equivalente respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) vigente, estas son modestas.

Lo que podría ayudar a elevar el impacto positivo del T-MEC, cuya aprobación está en stand by, es la eliminación de los aranceles al acero impuestos por Estados Unidos, así como los que aplicaron Canadá y México en respuesta.

Impacto del T-MEC en números

El estudio del FMI concluye que el comercio entre los tres países se reducirá en 0.4%, equivalente a 4,000 millones de dólares, mientras que se ganarían 538 millones en bienestar (medido en términos de variación equivalente de consumo).

México tendría un alza en bienestar de 597 millones de dólares; Canadá, de 734 millones de dólares, y Estados Unidos tendría un pérdida de bienestar estimada en 794 millones de dólares.

No obstante, si se contempla además el impacto de la eliminación de todos los aranceles al acero, la ganancia de bienestar ascendería a 3,076 millones de dólares para los tres países.

Si se eliminan los aranceles al acero y aluminio, México tendría una menor ganancia en bienestar, de 550 millones de dólares, pero para Estados Unidos el panorama cambia, pues podría pasar a una ganancia estimada de 1,297 millones de dólares.

Canadá tendría un beneficio que ronda los 1,229 millones de dólares, casi 70% más que en la situación actual de aranceles al acero y aluminio.

“Los cambios en la estructura industrial que resulten del cambio en los flujos de comercio llevará a que los empleados se muevan a sectores en expansión. En el agregado, los salarios reales de los trabajadores declinará levemente debido a las nuevas provisiones del USMCA, pero los salarios no serán afectados en Canadá y Estados Unidos”, detalla el FMI.

Respecto a la industria automotriz, los especialistas del organismo internacional estiman que los resultados no serán los deseados, pues la exigencia de mayor contenido nacional resultará en una caída en la producción de vehículos y autopartes, mientras que el precio de las unidades aumentará, con la consecuente caída en la demanda por parte del consumidor.

Las medidas del T-MEC

Para medir el impacto del sustituto del TLCAN, los investigadores emplearon un modelo de equilibrio general global y multisectorial, tomando en cuenta cinco medidas incluidas en el acuerdo:

1) Mayor requerimiento de contenido nacional en la industria automotriz 

2) Nuevo requerimiento de valor del trabajo en los vehículos

3) Reglas de origen más estrictas en la industria textil y del vestido

4) Liberalización en el comercio agrícola entre EU y Canadá

5) Medidas para facilitar el acceso a los mercados de los tres países