19 de julio 2019 | 11:20 am

Analistas de grupos financieros, corredurías nacionales e internacionales opinan sobre el plan de negocios de Pemex, petrolera que se encuentra en la mira de las calificadoras de riesgo.

El plan anunciado el martes incluye inyecciones de capital y una reducción gradual de impuestos, con lo que el gobierno de López Obrador y la empresa consideran podrían incrementarse las inversiones en exploración y explotación de hidrocarburos.

Sin embargo, el programa no logró despejar las preocupaciones sobre las finanzas de la empresa.

* Standard & Poor’s 

La calificadora sostuvo que el plan no generará un cambio en la nota crediticia de Pemex en el corto plazo.

“El tema es que nosotros igualamos la calificación de Pemex a la de México, entonces Pemex se moverá en la dirección en que se nueva México”, dijo el analista de la agencia, Luis Manuel Martínez.

* Citigroup

Para Citi el plan  no “tiene nada nuevo” y  la inyección de capital de 7,400 millones de pesos en tres años son insuficientes, pues se necesitan al menos entre 10,000 y 15,000 millones de pesos al año.

“Mucho ruido y pocas nueces. El plan de negocios de Pemex fue presentado esta mañana. La larga espera no se tradujo en nuevas acciones o ideas”, sostuvo.

* Moody’s

La agencia calificadora, que rebajó en junio la perspectiva de la nota crediticia de Pemex a negativa desde estable, indicó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe crecer “significativamente” su apoyo financiero para que la empresa alcance sus metas y pueda reemplazar sus declinantes reservas.

“El gobierno de México tendría que incrementar significativamente su apoyo financiero a Pemex para que la petrolera estatal pueda incrementar su inversión de capital a los niveles requeridos para reemplazar totalmente sus reservas”, expuso.

La agencia calificó de “ambiciosas” las metas anuales de producción de hidrocarburos.

Moody’s agregó que, basado en sus proyecciones, el gobierno también necesita aumentar el apoyo a Pemex para financiar su déficit de flujo de caja, así como pagar los vencimientos de deuda de la petrolera si ésta no puede refinanciarlos.

Con base en el presupuesto de gastos de la endeudada petrolera, Moody’s previó que los costos totales en los que incurrirá para actividades de exploración y producción aumentarán hasta 6,000 millones de dólares en 2019 y a 6,800 millones de dólares para 2020.

* JPMorgan

El grupo financiero manifestó que las implicaciones macro del plan probablemente sean negativas.

“Habíamos esperado su lanzamiento para moldear mejor nuestras expectativas sobre la calificación crediticia soberana, y no vemos nada que nos impida pensar que las dos agencias que actualmente tienen al país en perspectiva negativa actuarán en el corto plazo”, apuntó

* HSBC

El prestamista expresó que los detalles no cumplieron con las expectativas de los inversionistas de que habría un plan detallado para abordar las tensiones financieras de Pemex.

“Además, el plan también es decepcionante ya que está altamente concentrado en aumentar las transferencias de capital del gobierno y reducir la carga fiscal para la compañía, pero no aborda otros problemas estructurales de la empresa”, expresó.

* BBVA

El grupo afirmó que el plan no resuelve los problemas estructurales.

“El alivio fiscal y otros apoyos del gobierno a Pemex son todavía insuficientes para generar un flujo de caja positivo en la petrolera e incluso será más difícil si los precios continúan bajo presión por el lento crecimiento económico, el cual podría tener un impacto negativo en los fundamentales de Pemex”, aseveró.

Consideró que México continuará apoyando a Pemex en 2020 y 2021, pero no lo suficiente para generar un flujo de caja positivo.

* Scotiabank

El prestamista manifestó que en esencia, el gobierno continuará apoyando a Pemex en los primeros tres años con un presupuesto y una reducción de impuestos.

“Sin embargo, se proporcionaron pocos detalles acerca de dónde saldrán los recursos para los apoyos y en qué medida impactarán las finanzas públicas”, destacó.

* Finamex

La firma sostuvo que en general no hubo noticias nuevas frente a los últimos anuncios de la petrolera.

“Como se esperaba, la estrategia para apoyar a Pemex proviene directamente del apoyo total del gobierno federal con una contribución marginal del sector privado con contratos de servicio. “(La calificación crediticia de) Moody’s está en el centro de atención”, subrayó.

* CI Banco

El prestamista aseguró que la posibilidad de una rebaja en la calificación de la deuda de Pemex y de la deuda soberana se mantiene alta.

“En este sentido, serán muy importantes los acercamientos y la labor de convencimiento del gobierno federal, en particular de la SHCP -Secretaría de Hacienda y Crédito Público-, con las agencias calificadoras”, consideró.

* Ve por Más

El grupo destacó que el plan no tomó en cuenta las inquietudes y comentarios hechos por las calificadoras de riesgo y expertos.

“Calificadoras de riesgo y expertos dieron varias advertencias, y dijeron más o menos por dónde es lo que no les gustaba, y ninguna de estas advertencias al parecer están en consideración”, dijo.