26 de mayo 2020 | 6:37 am

Durante el primer trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo 2.2% anual, de acuerdo con la cifra revisada por el Inegi publicada este martes, una caída menos profunda que la reportada previamente.

En la estimación oportuna publicada al cierre de abril, el instituto estimó que el PIB de México había descendido 2.4%, según los datos desestacionalizados.

Aún así, el dato representa su caída más profunda desde el cuarto trimestre de 2009, cuando la actividad económica se contrajo 5%.

Por grupos de actividad, las actividades primarias o agropecuarias crecieron 1.1% en su comparación anual, por debajo del avance de 1.2% del dato oportuno.

Las actividades secundarias o industriales descendieron 3.5% en el primer trimestre del año, respecto al mismo lapso de 2019; en la estimación oportuna, Inegi reportó una caída de 3.8%.

El PIB de las actividades terciarias o de servicios tuvieron una contracción de 1.2%, desde el descenso de 1.4% de la estimación oportuna.

El dato da muestra de la desaceleración económica por la que atraviesa el país desde mediados del año pasado, pues el PIB acumula tres trimestres en terreno negativo en su comparación anual.

También refleja el impacto de la pandemia del COVID-19 que ha aquejado a la economía mundial y que en México empezó a permear a mediados de marzo, dos semanas después del primer caso confirmado en el país, en el que algunos sectores de la economía empezaron a detener sus operaciones.

Para todo el año, los pronósticos del PIB de México apuntan a una contracción de 7.6%, de acuerdo con la encuesta más reciente de Citibanamex.

En su comparación frente al trimestre previo (octubre-diciembre) el PIB tuvo una contracción de 1.2%, con el que acumuló cinco trimestres con descensos; el dato oportuno del Inegi fue de -1.6%.