30 de abril 2021 | 6:25 am

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo 2.9% anual durante el primer trimestre del año y acumuló seis periodos con caídas, de acuerdo con el dato oportuno publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato fue mejor al descenso de 3.1% esperado por el mercado, según Monex.

En términos trimestrales logró un avance de 0.4%, mostrando una desaceleración respecto al cierre del año anterior cuando creció 3.3%, según los datos desestacionalizados.

La economía no tenía seis contracciones consecutivas, de manera anualizada, desde el tercer trimestre de 1982 y el último trimestre de 1983, años en los que la economía mexicana padeció la crisis de la deuda.

Ahora, la racha de los seis trimestres con descensos responden a la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19 que obligó al cierre de actividades a fin de frenar los contagios de coronavirus ante la ola de contagios a inicios de año. 

Aunque el proceso de vacunación va avanzando, en México se ha vacunado a poco más del 9% de la población, es decir, 12.1 millones de personas. 

En ese escenario, la economía se vio frenada en el primer trimestre por varios fenómenos como la tormenta invernal que azotó el norte de México provocando apagones y desabasto de gas natural; también la escasez global de semiconductores, que ha obligado a empresas del sector automotriz a reducir su producción, fenómeno que continúa en el segundo trimestre. 

Por grandes sectores de la economía, las actividades terciarias o de servicios, descendieron 3.6% y de igual forma sumó seis trimestres con caídas anuales por primera vez desde que se tiene registro.

En su comparación trimestral, este sector avanzó 0.7%, indicó el Inegi. 

Este sector, a diferencia de los otros, muestra un lento avance en su recuperación pues requiere una mayor interacción entre personas, por lo que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, señaló que sería una “recuperación asimétrica”. 

Mientras que en las actividades secundarias o de manufacturas, el PIB descendió 2.3% anual y acumula 10 trimestres con contracciones. Respecto al trimestre previo este rubro se estancó. 

Las actividades primarias, relacionadas a la agricultura, repuntaron 2.8% anual. Sin embargo, en su comparación trimestral se contrajo 1.3%.

AMLO confía en recuperación

Tras la publicación del dato, el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó su pronóstico de recuperación de la economía para mediados de este año.

“Hoy temprano el Inegi da a conocer que aún poco estamos creciendo y el pronóstico del crecimiento de este año es de 5 a 6%, esto es lo que se está pronosticando por grupos financieros y ese también es nuestro pronóstico, de modo que para mediados de este año ya vamos a estar en la situación económica que estábamos antes de la pandemia”, dijo AMLO en su conferencia de este viernes.

Si crecimos poco en este trimestre fue porque nos afectó la pandemia en los meses de enero, febrero que tienen que ver con esta medición, aún así no se nos cayó la economía,

agregó el mandatario

López Obrador dijo que se mantuvieron equilibrios en términos macroeconómicos e hizo referencia a que no se depreció el peso, equilibrio en la inflación y la generación de empleos.

Para todo el año, Hacienda estima un crecimiento puntual de 5.3%. El impulso se verá a partir del segundo trimestre cuando la baja base de comparación lleve al PIB a un crecimiento a doble dígito.

“El crecimiento proyectado para este año, a pesar de ser ‘alto’ no alcanza a resarcir la pérdida del año anterior. De hecho, para alcanzar nuevamente el PIB pre crisis del COVID-19 se tendría que mostrar un crecimiento del PIB de 9.3%”, según la directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller.

Inegi publicará el dato revisado del PIB el próximo 26 de mayo.