17 de enero 2022 | 8:12 am

El PIB de China creció 8.1% en 2021, según datos oficiales, casi seis puntos porcentuales más que en 2020 y en línea con lo pronosticado por parte de instituciones como el Banco Mundial (BM) o el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con la agencia EFE, el crecimiento de la economía china en 2021 hizo que el avance del PIB pasara de batir el récord en el primer trimestre a una de las marcas más bajas de las últimas décadas.

Las cifras ofrecidas este lunes por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) también muestran que la economía china creció 4% interanual en el cuarto trimestre de 2021, cifra mayor que la esperada por los analistas, de en torno a 3.6%, pero que igualmente marca una ralentización frente al dato del período anterior (+4.9%).

El resultado del año cumple así con los pronósticos de organismos internacionales como el FMI y supera el objetivo oficial que se había marcado Pekín, de “más de 6%”.

Algunos analistas apuntaron que se trataba de un objetivo muy conservador debido a lo reducido de la base frente a la que se compararon los datos del año, ya que en 2020 el PIB chino creció 2.3%, siendo una de las pocas economías globales en registrar una expansión económica en el primer año marcado por la pandemia del COVID.

Pese a ello, en el último trimestre el PIB aumentó en 1.6% en comparación con el tercero, también superando las previsiones de los expertos, que esperaban 1.1 %.

Te puede interesar: PIB de China crece 18.3% anual en primer trimestre, el mayor avance en tres décadas

Números para 2022

El crecimiento económico de China se desacelerará a 5.2% este año, antes de estabilizarse en el 2023, a medida que el banco central avanza con un ciclo de relajamiento de su política monetaria para evitar un rezago más pronunciado de la actividad, informó Reuters.

De acuerdo con un sondeo hecho por la agencia informativa, el crecimiento estimado para el 2022 sería interior a 5.5% debido a factores como la crisis inmobiliaria en la nación asiática, medidas contra su deuda, políticas severas contra la contaminación y un estricto programa para detener la propagación del Covid-19, aspecto que han golpeado a la economía china.

El gobierno chino prometió más apoyo para la economía en desaceleración, la cual enfrenta un nuevo desafío ante la propagación de la variante Ómicron.

Dado que se espera que el nuevo año comience con una nota débil, el Banco Popular de China (PBOC) está listo para revelar más medidas de relajamiento aunque probablemente favorecerá la inyección de más efectivo en la economía en lugar de reducir las tasas de interés de manera demasiado agresiva, lo anterior de acuerdo con expertos y economistas.

Analistas esperan que el PBOC recorte las tasas en cinco puntos base en el primer trimestre del 2022.

Te puede interesar: China establece un objetivo de crecimiento del PIB superior al 6% para 2021