fbpx
Palomas de Banxico (Cristian Laris)

11 de octubre 2019 | 5:00 am

Banco de México (Banxico) tiene el terreno puesto para seguir con los recortes en el precio del dinero, en línea con la mayoría de los bancos centrales del mundo.

Las minutas de la decisión de política monetaria de la reunión de septiembre dejaron ver a una Junta de Gobierno del banco central más dovish o laxa.

Esta postura ha tomado fuerza, luego de que hasta hace unos meses sólo un integrante, el subgobernador Gerardo Esquivel, mostraba una posición menos dura.

En lo bancos centrales, los integrantes suelen identificarse como palomas o halcones o con tendencias dovish o hawkish (restrictivas).

En la minuta de la última sesión se aprecia un tono marcadamente dovish al interior de la junta, incluso por encima del observado en la reunión previa, cuando notamos un cambio en la narrativa de Banxico

escribieron economistas de Monex en un reporte.

En la reunión de política monetaria de septiembre, la Junta de Gobierno decidió recortar la tasa de interés referencial de Banxico en 25 puntos base a 7.75%.

Entre los principales factores que el banco central vio para volver a recortar la tasa, destacan el relajamiento de los bancos centrales del mundo y la mejoría en la inflación general, aunque la subyacente, es decir, la que elimina los precios más volátiles, aún preocupa.

Los subgobernadores Gerardo Esquivel y Jonathan Heath votaron a favor de reducir la tasa en 50 puntos base a 7.50%, mientras que el gobernador Alejandro Díaz de León y los subgobernadores Irene Espinosa y Eduardo Guzmán, votaron a favor de reducir la tasa en 25 puntos base.

Consideramos que el documento mantuvo un tono dovish, ya que todos los miembros parecían estar a favor de una menor tasa de referencia (…) Mantenemos nuestra expectativa de que la autoridad monetaria continuará con el ciclo de relajación monetaria hacia delante con dos recortes de tasas más de 25 puntos base cada uno en 2019

dijeron economistas de Banorte.

Gerardo Esquivel consideró que el escenario permite recortar la tasa más allá de lo que haga la Reserva Federal, ya que la inflación general se ha comportado mejor a lo previsto y se ubica en niveles cercanos a la meta de Banxico, aunado a que la reducción generalizada de tasas en el mundo, así como la desaceleración económica del país, abren un espacio para reducir la tasa de  más allá de la baja observada en Estados Unidos.

Heath, aunque votó por un recorte de 50 puntos base dijo que se debe mantener una tasa restrictiva, ya que si bien la inflación general se ubica en el objetivo puntual de 3.0%, esta meta no se alcanzó por una reducción en el componente subyacente, por lo que es necesario mantener una postura restrictiva.

“La pregunta es si amerita una tasa tan elevada como la actual, al grado de que representa en términos absolutos y relativos la posición más restrictiva que se ha mantenido en los últimos 10 años, incluso, por arriba de periodos en que enfrentábamos una inflación más elevada, con bastante incertidumbre y mayores riesgos”, dijo Heath, según la minuta.

Banorte, ademas, prevé recortes de alrededor de 125 puntos base para dejar la tasa de referencia en 6% a fines de 2020.