5 de abril 2021 | 9:43 am

El PIB de México crecerá 4.50% en 2021, según la mediana de los pronósticos de los especialistas encuestados por Banco de México en marzo, un salto de 0.83 puntos porcentuales respecto al 3.67% estimado el mes previo.

El pronóstico se ubica en la parte inferior del rango de la Secretaría de Hacienda, que la semana pasada mejoró sus estimaciones y ahora espera que la economía mexicana se expanda entre 4.3% y 6.3%, con un pronóstico puntual de 5.3%.

Para 2022, la mediana de los pronósticos tuvo una ligera alza, al pasar de 2.6% a 2.7%.

Entre los factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica en México, según los encuestados, se mencionaron con mayor frecuencia situaciones internas, como la debilidad del mercado y la incertidumbre política y sobre la situación económica, así como los problemas de seguridad pública y otros problemas de falta de estado de derecho.

“Las expectativas de inflación general para los cierres de 2021 y 2022 aumentaron en relación a la encuesta de febrero”, detalló el banco central.

Para diciembre de este año, los especialistas encuestados ahora esperan una inflación general de 4.14%, en vez del 3.90% que anticipaban en febrero, mientras que para 2022 el pronóstico subió de 3.51% a 3.60%.

“Las expectativas de inflación subyacente para el cierre de 2021 también se revisaron al alza con respecto al mes anterior, si bien la mediana correspondiente se mantuvo en niveles similares”, según la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado de marzo de 2021.

Sobre el tipo de cambio al cierre de 2021, los pronósticos pasaron de 20.30 pesos por dólar en la encuesta de febrero a 20.50 pesos por dólar en la de marzo, mientras que para 2022, los especialistas del sector privado prevén un debilitamiento de la moneda mexicana, con lo que el tipo de cambio quedaría en 21.10 pesos por dólar.