calificadoras CFE

24 de febrero 2021 | 8:57 am

La firma de la calificación de deuda Moody’s revisó al alza para el año los panoramas económicos de Estados Unidos y de mercados emergentes, incluido México, aunque redujo las perspectivas para Europa luego de los estrictos confinamientos que sufrió la región.

Moody’s elevó su previsión de crecimiento de Estados Unidos a 4.7% este año, desde el 4.2% que esperaba en noviembre.

Para México, Moody’s mejoró el pronóstico de 3.5 a 5.5% para el 2021 y de 2 a 2.6% para el 2022.

¿Cuánto crecerá la economía de México en 2021?

Los mercados emergentes también se movieron al alza como grupo al 7% desde 6.1%, liderados por mejores perspectivas en la expansión de China, India y México. En tanto, la zona euro y Reino Unido sufrieron un recorte de proyecciones de crecimiento a 3.7% y 4.7%, desde 4.7% y 5.2%, respectivamente.

Los efectos de empresas, sectores y regiones continúan siendo dispares y la crisis del COVID-19 persistirán como un desafío para las economías del mundo más allá del horizonte de dos años

dijo Moody’s en un reporte con sus más recientes estimaciones.

Consumo de mexicanos se debilita al cierre del 2020

Persiste riesgo en nota soberana; mejora pronóstico PIB 2021

La calificadora Moody’s señaló que persisten riesgos para la nota crediticia soberana de México, pese a que proyecta una recuperación económica más acelerada este año tras revisar su pronóstico de alza del PIB local de 2021 a un 5.5% desde un 3.5% previo.

La economía mexicana sufrió su mayor contracción desde la Gran Depresión durante 2020, cuando cayó un 8.5% a tasa anual, golpeada principalmente por la pandemia de coronavirus.

Para 2022, Moody’s prevé una expansión económica real de un 2.6%, en lugar del 2% que había estimado.

La agencia explicó que la fuerte demanda de exportaciones mexicanas de Estados Unidos será unos de los principales factores del repunte.

Sin embargo, advirtió que a nivel doméstico existen riesgos de una menor inversión y persistente debilidad en el mercado laboral que afectaría al consumo.

Moody’s también hizo referencia al riesgo que representa la petrolera estatal Pemex para las finanzas públicas mexicanas, pues estimó que la empresa requerirá apoyos del Gobierno por unos 14,700 millones de dólares este año.

Eso será clave para un aumento del déficit fiscal del país latinoamericano.

“Este apoyo se sumará a la reducción de impuestos anunciada el año pasado y a la transferencia presupuestada de 2,300 millones de dólares para construir la refinería de Dos Bocas”, dijo la calificadora en un comunicado.

Estímulos

El lunes 22 de febrero, el gobierno mexicano anunció un nuevo estímulo fiscal a Pemex por hasta 73,280 millones de pesos, a fin de apuntalar sus débiles finanzas y su producción de hidrocarburos.

Con ese apoyo y los adicionales que se esperan para este año, el déficit fiscal de la segunda mayor economía de América Latina se ubicaría en 2021 en un 4.1% del PIB, pronosticó Moody’s, mientras que la deuda subiría moderadamente a un 42.5% del total de la economía.

Ariane Ortiz-Bollin, analista senior de la calficadora, en una videoconferencia, dijo la especialista a cargo de la nota soberana añadió que una polémica iniciativa de reforma a la ley eléctrica, que busca fortalecer a la estatal CFE, podría impactar a futuras inversiones en el sector y afectar también al crecimiento económico.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha buscado desde su inicio fortalecer el papel del Estado en el sector energético y, entre sus esfuerzos, otorgó recientemente un nuevo estímulo fiscal a Pemex por hasta 73,280 millones de pesos (3,540 millones de dólares), a fin de apuntalar sus débiles finanzas y su producción de hidrocarburos.