IOAE Heath

3 de marzo 2022 | 8:04 pm

Advertisement

Italia López y Miguel Moscosa

Las bajas perspectivas de crecimiento para la economía mexicana en 2022 y una inflación con balance de riesgos al alza colocan a México al borde de una estanflación, dijo el subgobernador de Banco de México (Banxico) Jonathan Heath.

Estamos ante el umbral de cualquier empuje y una economía totalmente estancada con una inflación que no cede, una estanflación. Es un escenario muy difícil, con mucho riesgo y muchos retos

dijo al participar el la 30ª Reunión Plenaria de Consejos Consultivos de Citibanamex.

Heath consideró que el conflicto entre Rusia y Ucrania abona a las presiones inflacionarias por el alza en los precios de las materias primas, entre ellas el petróleo y el trigo, que probablemente no verán una baja en sus precios en el corto plazo.

Lee también: ¿Qué es la estanflación y cómo va la economía mexicana?

Respecto al entorno económico, mencionó que la desaceleración observada durante la segunda mitad de 2021, con una caída en exportaciones de autos, la entrada en vigor de la nueva regulación al outsourcing que afectó a las actividades terciarias y una “ausencia total” de inversión hicieron que el punto de arranque para la primera mitad de este año no se vea muy halagadora.

Alta inflación, poco transitoria

Los comentarios del subgobernador se dan en medio de una inflación que no termina por ceder a las acciones de política monetaria implementadas por Banxico, que desde junio del año pasado ha incrementado la tasa de referencia de 4.0% al 6.0% actual.

Te puede interesar: Heath planteó subir la tasa de referencia en 75 puntos base en la última reunión de Banxico

Hasta la primera quincena de febrero, la inflación general se ubicó en 7.22%, con lo que ligó siete periodos por encima de ese nivel y al considerar el rango de Banxico de 3% +/- un punto porcentual, acumuló 23 quincenas fuera de la meta.

Lo que más ha generado dudas es el comportamiento de la inflación subyacente, que es aquella que excluye el comportamiento de los precios más volátiles como los agropecuarios y energéticos y tarifas del gobierno se aceleró 6.52%, su nivel más alto desde la primera quincena de julio de 2001.

De acuerdo con el anuncio de política monetaria de Banxico de inicios de febrero, la inflación promediaría 4.0%, sin embargo, Heath resaltó que el balance de riesgos está cargado al alza.

Inflación alta + estancamiento del PIB + desempleo = …

Un escenario de estanflación ocurre cuando hay una alta inflación, estancamiento de la economía y elevadas tasas de desempleo por un periodo prolongado de tiempo.

Respecto a la economía, y si bien tuvo un rebote de 5.0% en lo que fue el 202, las tasas trimestrales del PIB muestran una clara desaceleración. Entre octubre y diciembre, el PIB tuvo un avance marginal de 0.02%, respecto al periodo previo tras caer 0.705 entre julio y septiembre.

Lee también:¿Cuánto crecerá la economía en 2022 y 2023?

Las expectativas para este año no son alentadoras. Banxico estima que el PIB crezca 2.4%; mientras organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) apunta a que la economía avance 2.8%, y la Organización para la Cooperación y Desarrollos Económico (OCDE) anticipa una expansión de 2.3%.

El otro elemento de la estanflación es el mercado laboral, cuya tasa de desocupación fue de 3.62% en enero. Sin embargo, de los 55.5 millones de mexicanos que están ocupados, 30.5 millones están en la informalidad.

Advertisement