6 de junio 2022 | 5:00 am

Advertisement

Mayo fue un mes negro para la confianza tanto del consumidor como del empresariado del país. El principal motivo en ambos casos fue el pesimismo que existe por la actual situación económica de México.

De acuerdo con datos desestacionalizado del INEGI, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) cayó 0.04 puntos mensuales durante mayo del 2022; mientras el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) disminuyó 1.4 puntos mensuales.

De los cinco componentes del ICC, dos se contrajeron. Una de las caídas se observó en las posibilidades que tiene el hogar para realizar compras de bienes duraderos, como muebles, televisor, y lavadora, pues mostró una reducción de 0.94 puntos.

El pesimismo que hay en los mexicanos para realizar compras deriva de la elevada inflación en México, la cual se ha mantenido arriba del 7%, a pesar de que el gobierno implementó el Programa Contra la Inflación y Carestía. 

Pesimismo actual

La segunda disminución de los componentes del ICC fue en el indicador correspondiente a la situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses, con un descenso de 0.08 puntos en mayo.

Es decir, existe escepticismo en las familias de México por el comportamiento actual de la economía, que en el primer tercio del año está lejos de las expectativas del gobierno federal.

Confianza empresarial

El desplome sectorial más pronunciado del Indicador de Confianza Empresarial en mayo pasado fue en comercio, con una diferencia mensual de 3.78 puntos, caída que se originó porque todos sus indicadores descendieron.

La mayor desconfianza de los empresarios dedicados a este sector se centró tanto en la situación económica futura de México (disminuyó 5.41 puntos) como en la actual (4.18).

E ICE del sector servicios no financieros bajó 1.01 puntos mensuales y el de la construcción lo hizo en 0.44 puntos; este último lleva tres meses seguidos con contracciones y una de sus mayores preocupaciones es el momento económico de México hoy en día.

Motor manufacturero

La industria manufacturera mostró un avance mensual en mayo, de 0.06 puntos, el segundo de forma consecutiva.

Este optimismo manufacturero se depositó en la confianza del empresariado en que es el momento adecuado para invertir, en un contexto de alzas en la tasa de interés por parte del Banco de México.

El indicador de si es el momento adecuado para invertir creció 1.62 puntos mensuales, aunque el foco rojo se prende en la situación económica presente del país, ya que obtuvo la mayor contracción, de 1.08 puntos.