27 de octubre 2020 | 12:10 pm

El aumento del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) de 43% al tabaco podría aumentar los ingresos del gobierno federal hasta en 59,220 millones de pesos, según un ejercicio realizado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El aumento en los ingresos se da bajo el supuesto de un incremento de 0.49 pesos a 1.49 pesos el precio de cada cigarro, lo que encarecería 43% el precio de la cajetilla a 82 pesos aproximadamente.

La implementación de mayores impuestos al tabaco tendría un efecto progresivo sobre la distribución del ingreso, es decir, aumenta en relación a personas con mayores ingresos.

Con esa tasa del IEPS, cerca del 30% se podría destinar directamente a las entidades federativas del país, lo que les dejaría un incremento de 36% en presupuesto, hasta 17,000 millones de pesos.

Con base en la Ley de Coordinación Fiscal, las entidades que recibirían mayores recursos por concepto de impuestos al tabaco por persona son Nuevo León, Ciudad de México y Colima.

Mientras que el 70% restante del IEPS al tabaco se distribuiría al sector salud con 41,700 millones de pesos.

El alza de la tasa impositiva reduce el consumo de cigarros, así como los gastos médicos en todos para todos niveles de ingresos y para todas las magnitudes de elasticidad en la población

de acuerdo con el CIEP.