La paloma de Banxico.

28 de junio 2019 | 5:00 am

Las discusiones de la Junta de Gobierno de Banco de México (Banxico) sobre el rumbo de la tasa de interés han subido de tono y la disidencia entre sus integrantes comienza a acentuarse.

En la decisión de política monetaria, Banxico mantuvo su tasa de interés referencial en 8.25%, pero un integrante de la Junta votó por recortarla en 25 puntos base.

El miembro que votó por un recorte es muy probable que sea Gerardo Esquivel. De hecho, el mes pasado dijo que no estaba de acuerdo con el tono agresivo del comunicado anterior. Por ahora, no parece que otros miembros de la Junta estén dispuestos a unirse a él para votar por los recortes

dijo Edward Glossop, economista para America Latina de Capital Economics.

Gerardo Esquivel ha votado en contra del tono restrictivo del comunicado de política monetaria en las dos últimas reuniones.

Más allá de ese hecho de que la disidencia estaba algo prevista, debemos considerar que continuaría mostrando una Junta cada vez más dividida por delante

escribieron economistas de BBVA.

A pesar de que la decisión no fue unánime, el instituto central mantuvo en su comunicado un tono de cautela, pero abre la puerta a un recorte en la tasa de interés, que se ubica en máximos desde 2009.

“La declaración que acompañó la decisión no fue de ninguna manera dovish (moderada), pero ciertamente fue menos agresiva que la anterior. Primero, eliminó una línea que ha estado en las declaraciones durante algún tiempo, señalando que los riesgos de inflación están sesgados al alza. En segundo lugar, dijo que los riesgos a la baja para el crecimiento han aumentado”, dijo Glossop.

Entre los riesgos al alza para la inflación, Banxico destacó la posibilidad de que el peso sea presionado por factores externos o internos; la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos y que México adopte medidas compensatorias, aunque dijo que estos riesgos se han mitigado.

“Persiste un alto grado de incertidumbre en los riesgos que pudieran influir en la inflación”, dijo Banxico.

Para analistas de Santander, la frase anterior sustituye a la efectuada en los comunicados previos, cuando mencionaba que en un entorno de marcada incertidumbre, aún persiste un balance de riesgos al alza para la inflación respecto de su pronóstico.

Por ello consideramos que ahora el tono del comunicado es neutral respecto del balance de riesgos para la inflación

dijo Santander en un análisis.

Riesgos para la economía

Las amenazas de Donald Trump para imponer aranceles a las exportaciones mexicanas y las revisiones a la perspectiva o calificación de la deuda soberana y de Pemex por parte de algunas agencias calificadoras, fueron lo principales riesgos para la economía nacional que Banxico destacó en su comunicado.

El banco central dijo que persisten riesgos para la economía global como un escalamiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios comerciales o que la debilidad de algunas de las principales economías se prolongue más de lo anticipado. Por ello, el balance de riesgos para la economía global continúa sesgado a la baja.

(…) la preocupación de Banxico por la desaceleración global y local repercute directamente en su balance de riesgos para la inflación y le da un tono menos restrictivo. Además, la falta de consenso en la votación demuestra que se han fortalecido los argumentos para una política monetaria más laxa

dijo Santiago Fernández, economista de Intercam.

Luego de la publicación del comunicado, en el mercado de deuda soberana las tasas de interés cayeron. Los bonos a dos años retrocedieron cuatro puntos base (pb), los instrumentos a tres años retrocedieron 10 pb, mientras que los bonos a cinco y 10 años cayeron ocho pb cada uno.