fbpx

8 de agosto 2019 | 1:39 pm

Inversionistas de Credit Suisse son tan optimistas sobre el futuro de la situación económica de México.

Una encuesta realizada por el banco suizo revela que cerca de siete de cada 10 inversionistas son pesimistas al respecto.

El ejercicio, realizado entre 29 de julio y el 3 de agosto, incluye las respuestas de 110 inversionistas del grupo financiero, 59 radicados en México y 51 en el extranjero.

A la pregunta “¿Cómo considera que estará la economía mexicana en los próximos 12 meses frente a la situación actual?”, el 65% respondió que estará peor o mucho peor.

Recomendación: Falta de coherencia económica en México aleja a inversionistas: Moody’s

Si bien el porcentaje de respuestas de los inversionistas es elevado, es menor en cinco puntos porcentuales respecto a la encuesta previa.

El pesimismo de los inversionistas va en línea con los recortes a las estimaciones del Producto Interno Bruto (PIB) del país para 2019 de instituciones financieras y organismos internacionales.

Y entonces, ¿cuánto crecerá la economía de México en 2019 y 2020?

El 25% de los encuestados no ve cambios dentro de un año, y solo el 10% restante prevé que la economía estará mejor.

La previsión de los inversionistas consultados por Credit Suisse está en sintonía con las respuestas de los analistas encuestados en julio por Banco de México (Banxico), pues el 54% indicó que la economía empeorará en los próximos seis meses.

La estimación coincide además con el pesimismo mostrado por los consumidores. El julio, el indicador que mide la percepción de los mexicanos sobre la economía de sus hogares y del país hiló cinco meses con retrocesos.

En medio de una desaceleración económica del país, el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que la economía va bien y que su gobierno se enfoca en desarrollo y no solo crecimiento.

Inminente recorte a nota de Pemex

Otra de las preguntas que respondieron los analistas fue sobre la nota crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex) y un posible recorte este año por partes de calificadoras.

A la pregunta “¿Cree que la deuda en moneda extranjera a largo plazo de Pemex se rebajará al menos una vez este año?”, el 88% consideró que sí.

En junio, la calificadora Fitch degradó la nota de la petrolera a BB+ con perspectiva negativa (posibilidades de otra baja). El recorte de nota ubicó la deuda de Pemex en grado especulativo, lo que encarece el financiamiento para la firma.

En la escala de Moody’s, Pemex se encuentra en el último escalón del grado de inversión en Baa3 con perspectiva negativa.

Con otra pérdida de grado de inversión, la deuda de la paraestatal sería catalogada como basura.