30 de junio 2021 | 2:38 pm

La recuperación de los precios del petróleo volvió a dar un mejor panorama a los recursos que obtiene el gobierno federal por la venta de barriles de petróleo. Sin embargo, dichos ingresos apenas aportaron 14.8% del total; un nivel menor a lo que se reportó antes de la pandemia del COVID-19.

En los primeros cinco meses del año, los ingresos petroleros fueron por 363,621 millones de pesos, lo que significó un aumento del 86.6%, en términos reales y respecto del mismo periodo del año anterior. Es el crecimiento más alto que se haya registrado desde 1990 para un periodo similar, según datos de la Secretaría de Hacienda. 

Los ingresos petroleros fueron mayores al monto programado en 21,400 millones de pesos, aun incluyendo la reducción en la carga fiscal de Pemex para fortalecer su posición financiera. Lo anterior derivado de un mayor precio del petróleo y la recuperación de la economía en marcha

expuso Hacienda en su reporte mensual de finanzas públicas. 

 

 

En el periodo enero-mayo de este año, los ingresos petroleros representaron el 14.8% del total de ingresos; mientras en el mismo periodo de 2020 representaron 8.5% como efecto de la caída de los precios del crudo a nivel mundial. 

Durante el mismo lapso de 2019, dichos ingresos representaron el 15.6% del total de ingresos, con lo que, en este año, aportaron menos de lo que se tenía antes de la crisis generada por la pandemia del COVID-19.

 

Si solo se considera el mes de mayo, los ingresos petroleros fueron por 92,018.9 millones de pesos, lo que representó un crecimiento anual de 207%, de acuerdo con los datos expuestos por la dependencia a cargo de Arturo Herrera. 

La exportación de barriles de petróleo creció 19.9%, si se compara respecto de lo programado. En los primeros cinco meses se tenía programado una exportación de 846.6 millones de barriles diarios, pero se observaron 1,015.2 millones de barriles diarios. 

En tanto el precio promedio, se esperaba en 41.4 dólares el barril de petróleo, pero se ubicó en un promedio de 54.8 dólares el barril de enero a mayo, expone la Secretaría de Hacienda en su reporte de finanzas públicas. 

Cae recaudación por IEPS a combustibles 

Los ingresos que obtiene el gobierno por el cobro del IEPS a gasolina y diésel presentaron una reducción anual del 13.4% en enero-mayo, con lo que dejaron al erario un total de 113,039.9 millones de pesos. Pero si solo se considera el mes de mayo, dichos ingresos presentan un aumento del 14%, con un total de 21,703 millones de pesos. 

En tanto los ingresos por el cobro del IVA e ISR mostraron una recuperación al presentar crecimientos de 0.2% y 5% , respectivamente y en comparación a los primeros cinco meses del 2020. Solo en mayo, la recaudación de estos gravámenes se elevó 12% (ISR) y 38.9% (IVA). 

Con ello, los ingresos tributarios mostraron un avance del 0.3% en el acumulado de enero-mayo, aportando a las arcas del gobierno un total de 1.57 billones de pesos, lo que representa el 64.1% de los ingresos totales. 

Los ingresos presupuestarios ascendieron a 2.45 billones de pesos, un crecimiento anual de 6.7%. Solo en mayo, los ingresos mostraron un rebote del 31.9% con un total de 456,401.9 millones de pesos. 

Hoy se publicó el informe mensual de #finanzas públicas, las cuales siguen #fortaleciéndose debido al mayor crecimiento económico derivado del avance en la vacunación y el combate a la evasión fiscal

escribió el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.