8 de octubre 2020 | 2:54 pm

El paso del huracán Delta no provocó mayores daños en Cancún, sin embargo, el impacto económico ascenderá a 4,000 millones de pesos, según Chuck Watson, modelador de desastres de Enki Research, citado por Bloomberg.

La zona turística se salvó de la peor de las predicciones, pero los daños amenazan con desacelerar aún más la recuperación de la península de Yucatán de la crisis económica provocada por el COVID-19, que ya eliminó hasta 100,000 empleos en la región.

El paso de Delta dejó sin electricidad cientos de casas, árboles caídos caídos y ventanas rotas cuando tocó tierra el miércoles por la mañana como una tormenta de categoría 3. Actualmente Delta ya es categoría 1.

De acuerdo con el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, la tormenta aún podría causar lluvias intensas y vientos de hasta 120 kilómetros por hora. El mandatario ha pedido a la gente que permanezca en casa y espera que los turistas a los que se les ordenó evacuar los centros turísticos y trasladarse a los refugios regresen en las próximas horas.

Costo pudo ser mayor

La predicción de daños ascendía hasta 16,000 millones de pesos, cuando parecía que Delta golpearía con una fuerza de Categoría 4, explica el sitio especializado.

“Afortunadamente no vimos que el peor de los casos se concretara”, dijo el director de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos.

Algunos de los hoteles con los que he hablado ni siquiera utilizarán pólizas de seguro porque los deducibles son más altos que los daños reales, que fueron relativamente menores,

agregó López Campos.

Hasta las 13:30 horas (de la Ciudad de México) solo 9% de los usuarios que resultaron afectados permanecen sin servicio eléctrico, debido a que se ubican en zonas anegadas, dijo la Comisión Federal de Electricidad (CFE).