fbpx

Pool CEO

29 de enero 2019 | 5:36 pm

La agencia calificadora Fitch Ratings recortó este martes las calificaciones de Pemex, debido al continuo deterioro del perfil crediticio de la empresa sin considerar el vínculo con el gobierno federal (stand alone credit profile o SCP), que ahora ubica en ‘CCC’, desde el ‘B-‘ confirmado en octubre de 2018.

“Fitch proyecta que Pemex tendrá un flujo de caja libre negativo de entre 3,000 y 4,000 millones de dólares tanto para 2018 como para 2019”, dijo la calificadora en un comunicado.

La perspectiva para Pemex es negativa, según Fitch, un reflejo de la perspectiva negativa de la nota de México, actualmente en BBB+.

Las bajas en calificaciones fueron:

  • Escala nacional de largo plazo a ‘AA(mex)’ desde ‘AAA(mex)’
  • Escala nacional de largo plazo para las emisiones de Certificados Bursátiles (CBs) denominadas PEMEX 11-3, PEMEX 12U, PEMEX 13, PEMEX 13-2, PEMEX 14, PEMEX 14-2, PEMEX 14U, PEMEX 15U y PEMEX 16 a ‘AA(mex)’ desde ‘AAA(mex)’
  • Escala internacional moneda extranjera Issuer Default Rating (IDR) a ‘BBB-’ desde ‘BBB+’
  • Escala internacional moneda local IDR a ‘BBB-’ desde ‘BBB+’
  • Escala internacional a bonos internacionales en moneda extranjera a ‘BBB-’ desde ‘BBB+’
  • Escala internacional a bonos internacionales en moneda local a ‘BBB-’ desde ‘BBB+’

La calificación en escala nacional de corto plazo se reafirmó en ‘F1+(mex)’.

“Pemex ha sido técnicamente insolvente desde 2009 al tener un balance de capital negativo”, explicó Fitch.

“El deterioro del perfil crediticio individual de Pemex a ‘CCC’ ha llevado a que Fitch baje su evaluación sobre el incentivo por parte del gobierno mexicano para apoyar a la compañía a ‘fuerte’ desde ‘muy fuerte’, lo que resultó en una calificación internacional menor en dos niveles a la del soberano”, señaló la agencia calificadora.

Las medidas anunciadas ayer por Hacienda para reducir la carga fiscal de la petrolera no serán suficientes y el gobierno ha fallado en reconocer la viabilidad del perfil financiero de la compañía y/o la importancia estrategia que representa la compañía para el gobierno y el país, opinó Fitch.