29 de noviembre 2022 | 5:00 am

 

Los resultados de octubre del comercio exterior mexicano pintan un panorama nebuloso al cierre del año para las importaciones y exportaciones, resintiendo las complicaciones en las cadenas globales de suministro.

Las exportaciones nacionales ascendieron a 49,399 millones de dólares durante el décimo mes del año en curso, de acuerdo con datos desestacionalizados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

X

Puedes leer: AMLO sostendrá reunión secretario de Agricultura de EU para tema de maíz transgénico

Este monto significó una caída mensual de 4.17%, el peor resultado en los últimos nueve meses.

En tanto, las importaciones sumaron 50,385 millones de dólares, 2.36% menos respecto a septiembre pasado, que representó la cuarta disminución consecutiva.

La diferencia entre exportaciones e importaciones dio un déficit comercial de 986 millones de dólares, muy superior al saldo negativo de 55 millones del mes previo.

Merma petrolera en exportaciones e importaciones

La contracción tanto en importaciones como en exportaciones tuvo un común denominador: el sector petrolero.

Las variaciones más abultadas se dieron en los rubros petroleros, pues los precios ya incorporan de mejor manera el descenso de casi 40% que han tenido desde junio las principales referencias del crudo

explicó Monex en una nota.

Durante octubre pasado, las exportaciones petroleras se desplomaron en 11.09% mensual y las importaciones en 17.66%, debido a la caída en los precios internacionales de los combustibles.

Aunque en las ventas al exterior se añade que las exportaciones manufactureras descendieron 4.27% en el décimo mes del año, donde el ramo automotriz presentó una baja de 2.91%.

Estas variaciones advierten, según Monex, meses complicados venideros, en tanto las condiciones de las cadenas globales de valor sigan deteriorándose.

Señales de enfriamiento

Para Banorte, existen algunas señales de enfriamiento en el comercio, que podría responder a una moderación de la demanda ante el mayor apretamiento monetario de los bancos centrales y prevalecientes distorsiones de oferta en China por la política de tolerancia cero al COVID-19.

El banco ejemplificó con el índice de presiones en las cadenas de suministro globales de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, que se estabilizó en octubre, tras mejorías consecutivas desde mayo.

Sobre el primer punto, los resultados rápidos de las ventas durante Black Friday en Estados Unidos parecen mixtos. Mientras que las ventas online fueron bastante positivas, las ventas en tiendas probablemente decayeron

aseveró el grupo financiero.

En general, agregó, los reportes indicaron que el gasto total podría ser moderado debido a las presiones inflacionarias acumuladas y los temores sobre una próxima recesión.

Te puede interesar: Ofertas del Black Friday llegan a EU, pero los compradores no

Desembolsos retrasados

En México, los resultados de El Buen Fin probablemente fueron mejores, aunque con evidencia de que parte del gasto corresponde a desembolsos retrasados de los consumidores para aprovechar los descuentos, expuso Banorte

Por lo anterior, el banco prevé que las exportaciones desacelerarán más en noviembre, mientras los inventarios locales podrían recuperarse debido a un ligero desajuste entre las ventas y las importaciones de bienes de consumo no petroleros.

Si bien la política de cero Covid mantiene una gran incertidumbre para las cadenas de suministro globales, en una visión de mediano plazo Banorte cree que podría otorgar un impulso adicional a más proyectos de nearshoring en territorio nacional.

“Es probable que el comercio se desacelerare en el cuarto trimestre del 2022 y hacia el 2023, en línea con nuestra visión general de la actividad económica. Sin embargo, nos mantenemos atentos a su posible ritmo ante cierta fortaleza del mercado laboral en Estados Unidos”, concluyó.

Para más información, visita nuestro canal de YouTube

Advertisement