17 de septiembre 2021 | 6:20 pm

La burbuja de precios en el sector inmobiliario que dejó una crisis financiera a nivel mundial se reavivó en estos días con China Evergrande, compañía que reconoció que no es capaz de asumir sus obligaciones que son superiores a los 300,000 millones de dólares. 

Con el debate sobre lo que puede derivar en una posible quiebra del gigante inmobiliario —descartada por la propia empresa— el temor entre inversionistas y analistas hace recordar el caso de Lehman Brothers en 2008 con la crisis hipotecaria; sin embargo, todo queda en el terreno del gobierno chino. 

El primer impacto lo han recibido los clientes que invirtieron para la compra de alguna casa o departamento, que de acuerdo con Capital Economics el grupo reporta 1.4 millones de propiedades por terminar.

Analistas consultados por El CEO indicaron que esta semana será clave para la ruta que seguirá Evergrande y descartaron un impacto grave como lo fue Lehman Brothers, pues este caso refleja más la desaceleración de la economía china que, al ser la segunda más grande del mundo, impactará a nivel mundial.

Directora del FMI niega haber alterado informe del BM para favorecer a China 

El director de inversiones de Franklin Templeton, Luis Gonzali, comentó que el sector de la construcción y de bienes raíces representa cerca del 25% del PIB de China y con estas señales se entraría a un terreno de desaceleración que permeé en otras economías. 

Podríamos ver un golpe en la parte de crecimiento económico y lo que conlleva. Si China se desacelera, de entrada se desacelera Australia y Brasil, por tema de materias primas, Estados Unidos también. Es más un riesgo de crecimiento económico,

precisó Gonzali

Respecto al tipo de cambio en estos días puede haber movimientos tras las señales que mande el gobierno de China, indicó el economista en jefe de Rankia Latinoamérica, Humberto Calzada Díaz. 

“Un tema de impago podría desatar una fuerte volatilidad en el tipo de cambio, no solo en México. Una depreciación fuerte del yuan que incurriría en un comportamiento fuerte del dólar y así ver un dólar alcista”, apuntó Calzada.

Semana clave

Estos días serán clave, especialmente el jueves 23 de septiembre, cuando la firma fundada en 1996 por Xu Jiayin tenga que pagar 84 millones de dólares en intereses a tenedores globales, lo que abrirá la puerta al impacto a escala global.

“Hay como 130 bancos a nivel global que tienen exposición a Evergrande (…) Dentro de la frontera (de China) puede haber más control, pero afuera, hablando de los grandes tenedores como UBS, HSBC, BlackRock, tampoco es tan trivial sentar a todos en la mesa y decirles ‘vamos hacerlo en orden’”, dijo en entrevista el director de inversiones de Franklin Templeton, Luis Gonzali. 

“Al mercado no le gusta la incertidumbre, si llega el jueves y dicen ‘no te voy a pagar, pero tengo 30 días para hacerlo’ eso es incertidumbre y juega en contra. Con más incertidumbre, se te viene todo abajo”, dijo Gonzali en referencia a los mercados financieros.

Evergrande debe 300,000 millones de dólares, Lehman Brothers debía 600,000 millones, subraya Gonzali.

Calzada Díaz estima que el gobierno se inclinaría a ayudar a Evergrande, pero no descarta un escenario en el que no se haga nada y las consecuencias lleguen a las principales plazas bursátiles de Estados Unidos, resultado de una estrategia política. 

Esa calma de los mercados es porque están a la expectativa del rescate. Consideramos que el impacto de corto plazo en el mercado no ha sido tan negativo. Puede que no intervenga (el gobierno), que la dejen quebrar. No quiero ser pesimista, no quiero pensar que sea una estrategia del gobierno chino para afectar a Estados Unidos,

señaló Calzada

A pesar de estos episodios de volatilidad, Gonzali considera que uno de los factores clave será la transparencia con la que se maneje el caso y de tener el panorama claro, su impacto no será similar a lo de Lehman Brothers, pues también el sector financiero chino no es tan global como lo es Wall Street.

Los ojos de los mercados estarán atentos al tema esta semana con la duda en el aire sobre si el gobierno intervendrá y cómo lo hará para rescatar a Evergrande y dar solución también a personas que buscaban comprar una casa.