fbpx
Reuters

14 de mayo 2019 | 9:10 am

La calificadora Standard & Poor’s dijo que el anuncio de un paquete financiero para Pemex y la decisión de la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, son neutrales para la calificación crediticia de la petrolera.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) firmó un acuerdo el lunes con HSBC, JP Morgan, y Mizuho Securities para ampliar el fondo revolvente de Pemex por un total de 8,000 millones de dólares.

La Secretaría de Hacienda también anunció que AMLO firmó un decreto con estímulos fiscales para contribuir a la salud financiera de Pemex.

El anuncio que hizo el gobierno hoy (lunes), y yo diría que incluso el anuncio de la semana pasada sobre el nuevo proyecto de la refinería, son neutrales con respecto a la calificación

dijo el especialista sectorial de S&P Global Ratings Luis Manuel Martínez.

Aunque los riesgos a la baja en la actividad económica de México presionan la calificación soberana y, por ende, la de Pemex, también es prematuro argumentar un caso para una reducción de la nota del país, señaló Martínez.

En marzo, S&P redujo la perspectiva de Pemex de estable a negativa y mantuvo su calificación de grado de inversión global en BBB+, en línea con la del gobierno mexicano.

La calificadora también redujo la evaluación crediticia de Pemex de B- a BB- y señaló que era una creciente preocupación que el apoyo anunciado por el gobierno fuera insuficiente.

“Hemos identificado ciertos riesgos a la baja en la actividad económica, lo que también ejerce presión sobre la calificación soberana (de Pemex)”, agregó Martínez.  

AMLO dijo la semana pasada que Pemex y la Secretaría de Energía -encabezada por Rocío Nahle- supervisarán la construcción de la refinería, porque empresas privadas no se ajustaban al presupuesto destinado por su gobierno para ello ni con la fecha límite para concluir la obra.

La refinería de Dos Bocas, Tabasco, tiene un costo estimado de 8,000 millones de dólares y es una de las prioridades de López Obrador, sin embargo, en los anexos publicados por la Secretaría de Energía no contempla la infraestructura necesaria para que opere al 100%.

Además, la agencia calificadora Moody’s dijo que el proyecto probablemente superaría con creces el presupuesto del gobierno debido a su conocimiento limitado.

Con información de Reuters