Gerardo Esquivel (Fotoarte: Daniel Vizcarra)

29 de junio 2020 | 5:00 am

Advertisement

México y el mundo enfrentan una crisis económica y de salud sin precedentes, en la que solo hay una constante: la incertidumbre. Para el subgobernador de Banco de México, Gerardo Esquivel, no se deben generar falsas esperanzas respecto al rumbo de la recuperación económica, pero tampoco hay caer en escenarios catastrofistas.

En las últimas semanas, algunos economistas de bancos y corredurías han hecho cambios constantes a sus pronósticos para la caída la economía mexicana, en los que los más pesimistas vislumbran una caída de hasta el 10.5% anual.

Esquivel dijo a EL CEO en entrevista que en un contexto en el que no se sabe qué esperar, y en el que los analistas deben estimar rangos o pronósticos puntuales, es inevitable que hagan ajustes porque todo depende de la evolución de la pandemia.

Pero también pienso que cuando se empieza a generar esta idea y reiterar por parte de analistas una caída significativa, muchas veces derivada de su lectura de la ausencia de respuesta del gobierno federal, me parece que sí se puede generar un ambiente pesimista y puede tener reflejo en decisiones de inversión (…) Se termina volviendo una profecía autocumplida. En un contexto como este es preocupante, y es lo que hay que tratar de evitar, no generar un pánico que termine validándose por sí mismo

Gerardo Esquivel, subgobernador de Banxico

Indica que a veces es mejor ser prudente. “No ser falsamente optimista, pero sí ser cauteloso, dado que tenemos información limitada todos los que estamos analizando la evolución de los mercados”.

Esquivel, amigo del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, señala que el margen que la política fiscal tiene para paliar los efectos del gran confinamiento –al que parte del mundo se ha sometido para contener la propagación del COVID-19– es limitado, pero considera que hay espacio para apuntalar a los sectores más afectados.

Es difícil de entender, mucha gente demandaba acciones muy significativas y dramáticas de la autoridad fiscal y eso hubiese sido un error por varias razones, incluido el hecho de que la parte fiscal también está en una situación vulnerable, los niveles de endeudamiento de por sí iban a subir, por eso no acompañaba los posicionamientos de varios analistas en términos de una respuesta muy agresiva de política fiscal

En el documento ‘Pandemia, confinamiento y crisis: ¿qué hacer para reducir los costos económicos y sociales?”, Esquivel, hace una serie de consideraciones fiscales para apoyar a las personas y sectores más vulnerables, en el que también pretende resaltar las consecuencias sociales que tendrá la crisis.

Quien en algún momento fue considerado para ser el subsecretario de Egresos en Hacienda, dice que hay que entender dos cosas sobre esta crisis: los efectos económicos y sociales.

Los económicos son inevitables porque el costo de cerrar la economía por un fin superior que es la salud es inevitable y el tamaño de la caída será muy profunda, independientemente de la reacción que hayan tomado los gobiernos.

“La otra es la dimensión social, que es la que me preocupaba. Tiene que ver que una vez que ocurren estas situaciones de baja en la actividad económica, de pérdida de empleos, tratar de ayudar a que la gente que está en esa circunstancia no la pase tan mal y reducir la posibilidad de que desempleen a algunos trabajadores y eso puede implicar en algunos casos el apoyo a algunos sectores o industrias específicas”

Esquivel es uno de los economistas mexicanos que ha estudiado a profundidad el tema salarial y las consecuencias de la desigualdad en el país.

La tan esperada recuperación

Luego de que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) mostró que en abril la economía se desplomó 19.7% anual, para Esquivel esto sugiere que la caída del segundo trimestre será la más profunda, mientras que en junio es probable que comiencen a verse signos de recuperación.

Aunque el subgobernador reconoce que será un poco más lenta de lo que anticipaba. “Creo que la recuperación iniciará de aquí en adelante y la pregunta clave es cómo será, si empezará a reactivarse paulatinamente la economía, eso implica que está en función de la evolución de la pandemia”.

Banxico estima tres escenarios para el rumbo de la economía que contemplan una recuperación en forma de V, es decir, que tras la caída sea una recuperación rápida; una recesión tipo U profunda, y una caída en forma de V profunda.

Se anticipaba, por ejemplo, en el informe trimestral de Banxico, el escenario de V, posiblemente (la recuperación) estará más cerca de los otros escenarios dadas las magnitudes que estamos hablando. Pero aún considero hasta este momento que la información sugiere que la caída del primer semestre será de 10%, veo difícil que en los siguientes seis meses sea mayor que eso

Para el subgobernador, la posibilidad de que la economía vea una contracción de doble dígito es posible pero no lo ve como el escenario base que usaría. Estima que la caída puede estar entre 7 y 8% este año.

“Pero, insisto, todo siempre es contingente a la evolución de la pandemia, si hubiera un rebrote muy fuerte que llevase a un cierre parcial adicional, posiblemente ese escenario sería más factible, pero suponiendo que no ocurra y que procedamos gradualmente con la reapertura, creo que la caída será menor que eso”.

¿Qué le recomienda a los simples mortales y a los dueños de pequeños negocios, aplicar austeridad o buscar opciones de crédito?

Tiene que ocurrir de alguna manera una combinación de los dos elementos En estas circunstancias adversas en las que empresas de sectores no esenciales están cerradas tendrán una caída importante de sus ingresos, en la medida en la que tengan costos fijos tendrán que hacerle frente y para evitar un cierre permanente, quizá medidas como la austeridad, un manejo más eficiente de los recursos ayudarán, pero eventualmente también echar mano de sus recursos, ahorros, y crédito.

En estos momentos, este tipo de negocios lo que pueden hacer es acercarse a las instituciones financieras en búsqueda de alternativas, de financiamiento, para que si sus negocios eran sostenibles y viables previo a la pandemia lo más probable es que lo seguirán siendo después. Vale la pena hacer esfuerzos suficientes para que una crisis transitoria como está no tenga efectos duraderos para estos pequeños empresarios.

¿Qué le diría al público, de qué forma está cooperando Banxico para que la economía no tenga una mayor caída?

Lo que estamos haciendo, que es muy significativo y quizá no necesariamente se aprecie del todo es que estamos tomando acciones que ayudarán a que la caída en la actividad económica, inevitable por el cierre de actividades, y por lo tanto una crisis que en principio es transitoria, que no se vuelva permanente, que no se vuelva un problema estructural.

Tratar de impedir que el cierre temporal de algunos sectores no se traduzca en el cierre de empresas y por lo tanto en la pérdida de oportunidades laborales y de ingreso de manera más significativa y duradera, en la medida en la que logremos mejorar las condiciones de crédito, estabilizar los mercados, promover el otorgamiento de crédito para mipymes todo eso ayuda a que muchas de ellas que seguramente pasarán por momentos difíciles no se vean en la necesidad de cerrar, sino que puedan conseguir algún financiamiento en mejores condiciones.

El riesgo mayor que existe, es me parece el de una crisis financiera y eso es lo que hay que tratar de mitigar, ese ha sido el objetivo de Banxico y creo que hasta ahora hemos sido exitosos en uno, mandar las señales adeudadas al mercado.

Dos, implementar con relativa rapidez las facilidades que se requieren para lograr esto y lo que esta por verse nada más es en qué medida el sistema financiero es capaz de traducir estas acciones que tomo Banxico en efectos en apoyos significativos y en créditos al sector productivo.

El rumbo de la política monetaria

Después de nueve recortes consecutivos a la tasa referencial de Banxico y dos reuniones de la Junta de Gobierno fuera de calendario como respuesta a la crisis, Esquivel dice que aún hay cierto margen, para seguir con esta tendencia e indica que la política monetaria de Banxico usará los instrumentos que tenga disponible y considerando el margen de acción posible

“Veremos si hay consenso para seguirlo usando o no, pero creo que no es necesariamente el resultado de darle más peso a la política monetaria, sino hacer un uso de los instrumentos razonables, dadas las circunstancias actuales y los márgenes de los que partimos”.

Advertisement