26 de julio 2019 | 5:00 am

La meta de elevar el gasto de los viajeros internacionales en los destinos mexicanos de la Secretaría de Turismo (Sectur) tiene el clima a su favor.

La derrama económica de los viajeros y turistas en el país sorteó los malos pronósticos para el sector turístico por parte de participantes de la industria por la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).

En los primeros cinco meses del año, el gasto total de los viajeros internacionales en el país sumó 11,066 millones de dólares, un incremento de 13.98% respecto al mismo lapso de 2018. Los turistas internacionales, es decir, quienes visitaron México por placer, gastaron 10,110 millones de dólares, esto es, 15.4% anual más, de acuerdo con datos de Sectur.

Vemos mucho interés internacional en el país, es el momento de crear programas institucionales para mejorar la entrada de viajeros. También vemos con beneplácito el aumento del gasto, porque uno de los objetivos de quienes somos prestadores de servicios turísticos es crecer la calidad de los visitantes internacionales

dijo Armando Bojorquez, presidente de la Asociación para la Cultura y el Turismo de América Latina.

Los datos son buena noticia para Miguel Torruco Marqués, titular de la Sectur, quien desde el inicio de su administración dijo que apostaría por elevar la captación de divisas turísticas para que México ascendiera seis escaños, al lugar 10, en el barómetro de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

La captación de las divisas por turismo en 2018 fue de 22,510 millones de dólares, con lo que representan la segunda entrada más importante de divisas para el país, solo después de las remesas internacionales, que sumaron 33,470 millones de dólares el año pasado.

A la espera de cambios en la promoción

En los primeros cinco meses de 2019, la cifra negativa para el turismo nacional fue la reducción de 4.2% en el número de viajeros internacionales, aunque el número de turistas creció 5.9%.

Sin embargo, los especialistas consultados coinciden en que la labor que hará el Consejo de Diplomacia Turística, que se encargará de promover los destinos mexicanos en las embajadas de México en el mundo, ayudará a elevar el número de visitantes de países como China o Rusia, que tienen un mayor poder adquisitivo.

Por ahora, los visitantes estadounidenses son quienes más visitan el país, con una participación de 53%.

Esta nueva administración busca que los turistas vengan a ciudades a con mayor cultura, más que a un destino de playa. En el corto plazo, los nuevos vuelos directos que llegarán a México, como el de Barcelona, ayudarán a elevar las visitas a diversas ciudades del país

dijo Rafael García, presidente de honor y justicia de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM).

Desde mediados de junio, Aeroméxico opera un vuelo directo que conecta a la Ciudad de México con Barcelona, el cual tiene una frecuencia de tres vuelos a la semana. Además, a partir del 21 de agosto habrá una nueva ruta que conectará a Estambul, Turquía, con Ciudad de México y Cancún, operado por la aerolínea Turkish Airlines.

Para Rafael García, esta nueva estrategia del gobierno federal también impulsará una recomposición de los destinos turísticos del país, para sumar a la lista de estados más visitados a Puebla o Guanajuato.

El Consejo de Diplomacia Turística, que dependerá de Sectur y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), presentará en dos meses el plan estratégico para la promoción de los diversos destinos turísticos del país.

La Secretaría de Turismo proyecta que para el cierre de este año, los ingresos por divisas turísticas crezcan 6.4% a 23,951 millones de dólares desde los 22,510 millones de dólares de 2018.

“El ingreso por divisas va a fortalecerse en el segundo semestre del año y va a estar cerca del 10% que prevé el secretario Torruco”, comentó Rafael García.