fbpx

10 de diciembre 2019 | 10:42 am

Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, anunciaron este martes por separado que se llegó a un acuerdo con el gobierno de Donald Trump para destrabar la ratificación del T-MEC.

Los cambios establecidos se firmarán a mediodía en la Ciudad de México, en Palacio Nacional, a donde acudirán los negociadores principales de los tres países.

Entre los temas pendientes entre Estados Unidos y México estaban las inspecciones laborales, la producción de acero y aluminio, aspectos ambientales y sobre medicamentos genéricos.

Gracias al liderazgo del presidente Trump, hemos alcanzado un acuerdo histórico. Luego de trabajar en los últimos dos años con los republicanos, demócratas y otras partes interesadas, hemos creado un trato que beneficia a los trabajadores estadounidenses, agricultores en los próximos años. Este será el modelo para los acuerdos comerciales estadounidenses en el futuro

Robert Lighthizer

Por la mañana, la demócrata Nancy Pelosi consideró en conferencia de prensa que este tratado comercial es incluso mejor que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). 

Es mucho mejor que el NAFTA (TLCAN), pero en términos de nuestro trabajo aquí es infinitamente mejor de lo que inicialmente era

Nancy Pelosi.

Además, según la demócrata, este nuevo acuerdo es una victoria para los trabajadores de Estados Unidos y llega con nuevas disposiciones laborales que fueron apoyadas por el principal sindicato estadounidense.

 Minutos antes de la conferencia, el principal sindicato de Estados Unidos avaló el T-MEC, afirmando que los cambios negociados suponen una “gran mejora” con respecto al texto original. 

“Por primera vez, realmente habrá normas laborales aplicables”, incluidas las inspecciones de las fábricas, dijo el presidente del AFL-CIO, dijo Richard Trumka, cuyo apoyo es fundamental para que el pacto sea ratificado por el Congreso.

El T-MEC está lejos de ser perfecto (…) Pero no se puede negar que las reglas comerciales en Estados Unidos ahora serán más justas

dijo en un comunicado.

Tras la firma de los representantes comerciales de los tres países, el acuerdo tendrá que ser ratificado por los congresos, aunque los cambios ya cuentan con el aval de los legisladores de EU y de México. 

Con información de AFP

Comparte