11 de junio 2021 | 5:00 am

Advertisement

La Secretaria de Hacienda apostará por una reforma fiscal en la que no se creen ni se eleven los impuestos en el siguiente Paquete Económico 2022; sin embargo, esto representará otra oportunidad perdida para mejorar la viabilidad de las finanzas públicas en el mediano plazo. 

En una economía dañada por la pandemia del COVID-19, los incentivos para hacer una reforma más ambiciosa son pocos. Tan solo en Colombia, la reforma que intentó impulsar el presidente Iván Duque no llegó ni al Congreso ante las grandes manifestaciones que se vivieron en el país sudamericano.

Lamentablemente tenemos demasiado tiempo atrasando una reforma fiscal integral y creo que este sexenio no va a ser la diferencia en este tema (…) nos agarró en medio de la pandemia y lo más prudente que se puede hacer en un año de recuperación es no subir impuestos

comentó a EL CEO el vicepresidente nacional de justicia y asuntos tributarios de Coparmex, Reginaldo Esquer.

 

Hacienda se atendrá a la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador y presentará una iniciativa más enfocada a la eficiencia recaudatoria a través de mejorar la estructura administrativa y mantener la lucha contra la evasión y elusión fiscal. 

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, indicó que esta estrategia permitirá darle un espacio fiscal a las finanzas públicas en el corto plazo, sin que ello represente un impacto a los contribuyentes. 

La idea es respaldada por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). Lo mejor que puede hacer el gobierno en un año de recuperación económica es enfocarse en salvar a las empresas y empleos que sobrevivieron de la peor crisis que haya tenido el país en los últimos 80 años, dijo Esquer. 

Una manera de mejorar el panorama a las pequeñas y medianas empresas es dando estímulos fiscales a la inversión, maquinaria nueva y a las prestaciones laborales; así como el diferimiento de pagos a la seguridad social, impuestos directo y el ISR, aseguró Esquer. 

Son estímulos que de manera natural tienen un efecto multiplicador en la economía y que ayudan al proceso de generación de empleo y de productividad

 La Secretaría de Hacienda trabaja con la otra cúpula del sector privado (Consejo Coordinador Empresarial) para evaluar qué tipo de estímulos o incentivos podría dar en el siguiente Paquete Económico, sin dañar la salud de las finanzas públicas. 

Tenencia y predial, la otra parte de la apuesta 

Para el director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal, si bien no se está hablando de una reforma estructural, quizá se puedan hacer cambios desde los sistemas fiscales estatales y municipales. 

Creo que es la invitación que se va a hacer porque muchos de los estados traen problemas financieros importantes; el gobierno federal va a tratar de facilitar temas como prediales y a una tenencia federalizada

Aun con ello, el gobierno se enfrentará a fuertes presiones ante el creciente gasto en pensiones, sistema de salud y educación, advirtió el director del CIEP.

“Hay una tensión donde de repente el gobierno quiere gastar más, pero no quiere cobrar más y por tanto las cuentas no van a salir y es lo que deberíamos estar discutiendo”.

A su parecer la eficiencia recaudatoria va llegar pronto a su límite, con lo que se van a requerir más ingresos.

Ellos pueden argumentar que les tocó la pandemia y la peor crisis económica, pero desde el inicio tuvieron un capital político enorme y hablaban de una transformación; al final están haciendo lo mismo que otros gobiernos que es patear la reforma fiscal al siguiente sexenio.