Pemex producción crudo

7 de octubre 2020 | 5:00 am

El costo financiero de Petróleos Mexicanos (Pemex), que se refiere al pago de intereses, comisiones y amortizaciones de su deuda, tocó el nivel más alto que se haya registrado en los últimos 30 años.

La petrolera pagó 100,921.3 millones de pesos durante enero-agosto de este año, lo que representa el monto más alto que se haya registrado para un periodo similar desde 1990, año hasta donde tiene registro la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Este monto significó un crecimiento anual del 20.5% en términos reales y representó el 22.8% del costo financiero total del sector público que ascendió a 442,534.6 millones de pesos.

Son dos razones por las cuales se está pagando un alto costo. La primera es que en el gobierno de Enrique Peña Nieto se elevó la deuda de Pemex a un nivel histórico, ante la caída de los precios del petróleo y al tener menos flujo, se asumió deuda, expuso Rosanety Barrios, analista independiente del sector energético.

La segunda razón es que, si bien la administración del presidente López Obrador ha intentado reducir el endeudamiento, la tasa de interés que asume para ir pagando los intereses de la deuda está siendo muy alta, agregó Barrios.

 La reestructuración de la deuda que ha hecho este gobierno ha sido a tasas muy altas y eso se debe al deterioro de la calificación de Pemex porque su estrategia de negocio no es rentable

indicó Barrios.

La estrategia de este gobierno se basa en no aceptar la participación de privados y cerrar la puerta a los farmouts, con lo que la petrolera se encarga de producir a cualquier costo, sin importar si se endeuda o no porque al final, el gobierno saldrá a rescatarlo, dijo la especialista.

“Esto provocó que las calificadoras le fueran reduciendo su calificación hasta perder el grado de inversión y eso generó que cada vez que sale al mercado a querer refinanciar, le salga más caro”.

Puedes leer aquí por qué la carga fiscal de Pemex ya no se reducirá en 2021

Pemex y la Comisión Federal de Electricidad pagaron entre las dos un costo financiero de 117,52.1 millones de pesos al cierre de agosto de este año, un aumento anual del 15.7%. De este total, 87% fueron intereses de la deuda externa por 101,966 millones de pesos, y por deuda interna se pagaron 15,585.3 millones de pesos, según datos de Hacienda.

El costo financiero solo se puede reducir bajando tasas de interés o capital, pero las tasas han tenido una muy ligera reducción en las reestructuras que han hecho y no han podido reducir la base de capital, con lo que el costo financiero de deuda interna como externa se convierte un una bola de nieve, indicó Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey.

 Aunque tenga un Ebitda, que mide las ganancias antes de amortizaciones, intereses e impuestos de 20%, de nada sirve si después te come todo tu costo financiero,

 expuso Tenorio.

Producción, otro problema

Otro de los aspectos que pueden ir complicando la situación financiera de Pemex son las proyecciones de producción que se tienen para este año y el siguiente, que van de 1.74 a 1.85 millones de barriles diarios, sugiere Adrián Calcaneo, director de líquidos de IHS Markit.

“Se habla mucho de la producción de crudo y de la utilidad de la refinería, pero nunca se habla de la rentabilidad de la empresa (…) si bien el gobierno federal está ayudando a reducir la carga fiscal de Pemex, las pérdidas de la petrolera siguen creciendo”.

Estas cifras “alegres” abrirán un hueco en las finanzas públicas en 2021

La idea de la autosuficiencia energética está basada en una visión política y no económica, donde se quiere regresar a Pemex a ser un monopolio para producir sin competencia alguna. Lo cierto es que las refinerías del país son poco competitivas y su capacidad de producción está al 30% a diferencia de otras refinerías que operan al 95%, comentó Calcaneo.

 Pemex debería hacer menos para ganar más y no hacer más para ganar menos


Recursos de Pemex son “una bendición”: Herrera

A pesar de la complicada situación que vive Pemex, los recursos que sigue aportando a las arcas del gobierno son “una bendición”, consideró el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

“A lo largo de décadas Pemex pudo haber sido mejor manejada, pero aún con lo mal manejada que estuvo, hoy en neto le deja al país 900,000 millones de pesos (…) creo que sigue siendo una bendición que nos siga dando (dinero) el petróleo”, dijo en su comparecencia en el Senado de la República.

El funcionario reconoció que, si bien aún son una fuente de ingresos importantes para las finanzas públicas, los ingresos presupuestarios ya no deben tener una dependencia sobre ellos, pues el precio del crudo es muy volátil y eso genera incertidumbre sobre los ingresos del país.

Los ingresos petroleros aportaron 9.9% a los ingresos totales del país al cierre de agosto con un total de 348,312 millones de pesos; mientras los ingresos tributarios aportaron 64.5% del total con 2.26 millones de pesos, según los últimos datos de Hacienda.