marcas consumo

6 de mayo 2022 | 8:03 am

Advertisement

Rodrigo A. Rosales

El consumo de los hogares mexicanos registró su mejor febrero en los últimos 18 años, pese al impacto de la cuarta ola de contagios de COVID-19 y a los elevados niveles inflacionarios.

El Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI), que mide el gasto por parte de las familias mexicanas en bienes y servicios de consumo, aumentó 1.31% a tasa mensual desestacionalizada en el segundo mes del año en curso.


De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de 1.31% fue la más alta para un mes de febrero desde el 2004 (1.37%).

Lo anterior significa que el avance del proceso de vacunación y una mayor movilidad social ayudaron a resarcir los daños que provocó la cuarta ola de contagios de COVID-19 en las familias mexicanas, así como la elevada inflación.

Por rubros, el gasto en bienes y servicios de origen nacional mostró un aumento mensual, con un ajuste estacionario, de 1.13% en febrero pasado; en su interior, el subíndice de bienes creció 1.02%, mientras el de servicios aumentó 1.61%.

Te puede interesar: Familias percibirán plan para frenar alza de precios; Banxico medirá artificialmente la inflación

En tanto, el rubro de bienes importados incrementó 6.19%, el mejor resultado en nueve meses, demostrando una mejora en las cadenas mundiales de proveeduría.

Definición

El IMCPMI mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado; quedan excluidas las compras de viviendas u objetos valiosos.

Este indicador permite dar seguimiento de forma mensual al componente más significativo del Producto Interno Bruto (PIB) por el lado de la demanda, representando alrededor de 65% del total de la economía mexicana.

Foco de atención

Durante la primera quincena de abril de este año, la inflación anual se colocó en 7.72%, el mayor nivel en más de 21 años.

Desde noviembre del año pasado los precios al consumidor superan tasas de 7%. Se prevé que el Plan Contra la Inflación y la Carestía del gobierno federal mejore el consumo de los hogares en la segunda mitad del 2022.