24 de enero 2023 | 5:00 am

 

La industria de la construcción, uno de los sectores más castigados en los últimos años, trazó un escenario alentador al cierre del 2022.

De acuerdo con datos desestacionalizados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el valor de producción del sector constructor creció 2.5% en el penúltimo mes del año pasado, respecto a octubre previo.

CONSTRUCCIÓN

Puedes leer: Peso cierra jornada con el pie derecho, en un día con pocos datos relevantes

Esta alza significó, además del tercer aumento al hilo, el mejor resultado en los últimos 16 meses.

Mientras que esto es positivo, nos mantenemos cautelosos sobre la tendencia, considerando que aún hay precios altos en algunos insumos y la confianza empresarial se ha debilitado (con 10 meses de bajas hasta diciembre)

detalla Banorte.

Para el grupo financiero, la fortaleza se centró en la ingeniería civil, apoyada por el desarrollo de infraestructura clave del gobierno federal.

Dinamismo por transporte

Según la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras del INEGI, el tipo de obra referente a transporte presentó el mayor incremento mensual durante noviembre del año pasado, con una variación de 5.0%.

Estas obras corresponden a transporte en ciudades y urbanización; carreteras, caminos y puentes; aeropuertos, obras ferroviarias; infraestructura marítimo y fluvial, y trabajos auxiliares.

Le siguió el tipo de obra correspondiente a petróleo y petroquímica con un ascenso de 3.9%, industria beneficiada por la corrección en los precios internacionales del crudo.

Naves y parques, el motor

En la construcción, industria que sufrió no solo los estragos de la pandemia, sino también el recorte a la inversión pública federal en la actual gestión y la incertidumbre que permea a la Iniciativa Privada, Banorte anticipa que la demanda por naves y parques industriales será el principal motor del sector.

Las cifras para el cierre del 2022, reporta el grupo financiero, indican que empresas dedicadas a la renta de espacios industriales tiene hasta el 99% de su inventario ocupado, principalmente en la región del norte y bajío del país, de acuerdo con datos de Finsa.

A su vez, el desarrollador de parques industriales en el país estima que el sector inmobiliario industrial tuvo un crecimiento de 28% anual en el tercer trimestre del 2022, con Estados Unidos como el principal país de origen de inversión, aunque con China mostrando también un fuerte apetito.

En el frente público, Banorte observa un impulso en la industria de la construcción por la finalización del Tren Maya, proyecto insignia que estaría listo entre finales del 2023 e inicios del próximo año.

Advertisement