cdmx pandemia alerta emergencia covid 19

6 de abril 2021 | 7:33 am

A un año del inicio del gran confinamiento por el COVID-19 y la crisis económica, la confianza de los consumidores mexicanos tocó en marzo su mejor nivel en un año, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el tercer mes de 2021, el Indicador de Confianza del Consumidor se ubicó en 40.4 unidades, por encima de la barrera de las 40 unidades por primera vez desde marzo del año pasado. 

Este ejercicio permite al instituto a cargo de Julio Santaella medir la percepción de los mexicanos en cinco rubros con relación a la economía de sus hogares y del país, tanto en la actualidad como en los próximos 12 meses. 

El optimismo de las familias mexicanas va acompañado de la mejora en las perspectivas para la economía para este año. Especialistas consultados por Banco de México en marzo revisaron al alza su pronóstico sobre el PIB a 4.50% desde el 3.67% de la encuesta de febrero. 

Estimamos que la confianza continuará expandiéndose gradualmente, lo que dependerá de la recuperación del mercado laboral, la evolución de la pandemia, el proceso de vacunación de la población y el incremento del nivel general de precios,

dijo Monex en un análisis

De los cinco puntos evaluados, los mexicanos son más optimistas sobre la situación económica de los miembros del hogar, comparada con la de hace 12 meses, que subió 1.9 unidades para situarse en 43 puntos. 

La situación económica esperada de los miembros del hogar dentro de un año subió 1.6 puntos, hasta 55.3 unidades, su mejor nivel desde febrero de 2020. 

Sobre la economía del país, los mexicanos también tienen un panorama positivo, pues las expectativas sobre la situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses, mejoró 1.6 unidades y se situó en 33.2 enteros. 

Hacia el futuro, también mejoraron sus expectativas. Este rubro subió de igual forma 1.6 puntos, hasta 48.3 puntos. 

Con un menor optimismo, las posibilidades para la compra de electrodomésticos y bienes durables, el indicador subió 1.3, hasta los 21.2 puntos.