Semanas de cotización en Afores. Freepik.

29 de octubre 2020 | 9:54 am

Advertisement

El tope máximo de comisiones que se propone imponer a las Administradoras de Fondos para el Retiro (afores) no se pueden comparar con las comisiones que se cobran en Chile, Colombia y Estados Unidos (EU), indicó la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP).

 Cada uno de estos países tiene un sistema distinto y su comparación a equivalencia de comisiones no es sencilla ni recomendable al ser una muestra pequeña, arbitraria y poco representativa de la totalidad de los precios internacionales,

 menciona el FIAP en un reporte.

Lo anterior se refiere a la iniciativa de reforma que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión, donde se propone que las comisiones que cobran las afores estén sujetas a un promedio de lo que se cobra en Chile, Colombia y Estados Unidos.

El FIAP considera que no existe ninguna conexión entre las formas de comisión que se cobran  entre estas naciones, a pesar de tener el mismo sistema de capitalización individual.

“Las comisiones en México dependen del crecimiento de los fondos de pensiones, es decir, de las afores, mientras que en Chile y Colombia el cobro de comisiones dependen del crecimiento de los salarios y del empleo”, detalló.

En México, cada año, las afores deben presentar a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) la comisión que van a cobrar el siguiente año; el regular deberá evaluarla y aprobarla, situación que no ocurre en Chile ni en Colombia.

Diferencias

La fijación de precios no se da por parte del regulador, como en México, sino por las circunstancias de mercado, menciona el organismo internacional en un análisis que hace sobre la propuesta del gobierno mexicano.

Para el caso de Chile, sus reglas dictan que el precio promedio del sistema se puede mover a la baja si una AFP (símil de las afores) desea captar mercado a través del mecanismo de subasta o licitación, haciendo una postura agresiva.

“Un movimiento de esta naturaleza movería los precios de México sin una conexión económica racional alguna”, destacó el FIAP.

En Colombia, el factor de referencia indica que su promedio ronda el 0.80%. No obstante, para una comparación consistente, se deben considerar la totalidad de los costos incluyendo comisiones por no cotización o cesantes, así como las comisiones relacionadas con la gestión de las cesantías.

“Esto significa que, si por alguna razón intrínseca al sistema colombiano se moviera este factor al alza, el precio del sistema mexicano se movería también de forma negativa sin ninguna lógica económica o social”, refiere el documento.

Para el caso de EU, el FIAP expuso que no existen elementos suficientes para sostener que el sistema mexicano pudiera alcanzar esa eficiencia financiera en el largo plazo.

Se reduce competencia

El FIAP hizo énfasis en que, establecer un tope a las comisiones que cobran las afores obligará a estas a disminuir sus costos, lo que afectará su calidad de servicios y podría generar una concentración en el mercado por fusión o quiebra de algunas afores.

 Resulta evidente la inconveniencia política y económica de concentrar en unas pocas manos el principal ahorro de los mexicanos

El organismo internacional comentó que sin duda las comisiones que cobran las afores deben ir bajando como lo han hecho desde su creación en 1997.

Las otras propuestas de elevar las aportaciones de 6.5% a 15%, reducir las semanas de cotización de 1,250 a 750 semanas y aumentar la Pensión Mínima Garantizada fueron calificadas como buenas medidas que benefician a los trabajadores y a la sostenibilidad del sistema de pensiones.