26 de junio 2020 | 2:09 pm

Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México anunció que la entidad deberá prepararse para transitar a la fase naranja del semáforo epidemiológico, con lo que comenzará la reapertura de algunas actividades. 

El Gobierno de la Ciudad confirmó lo que se dijo en la conferencia de prensa diaria liderada por el subsecretario de Salud Hugo López Gatell, del 25 de junio sobre que la ciudad podría transitar a un semáforo naranja. 

De acuerdo con las cifras de la CDMX, se ha observado una tendencia estable en el número de hospitalizaciones que ya se encuentra por debajo de la meta de 65%. 

Para la próxima semana estaremos en semáforo naranja  y  vamos a ir abriendo de manera paulatina y con estrictas medidas sanitarias. La pandemia sigue y hay que mantener el cuidado para evitar que sigan los contagios.  El programa de resguardo de casos positivos y sus contactos  está operando pero necesitamos el apoyo de toda la ciudadanía,

dijo la Jefa de gobierno. 

Sheinbaum emitió un decálogo de reglas básicas para todas las actividades económicas permitidas en semáforo naranja las cuales consisten en que los empleados deben utilizar de manera obligatoria equipo de protección personal como cubrebocas y careta además del lavado frecuente de manos y filtros sanitarios para la detección de síntomas. 

También se deberá  mantener la distancia de 1.5 metros entre trabajadores y clientes; tener dispensadores de gel antibacterial y desinfección permanente de espacios comunes; uso de ventilación natural y en caso de no ser posible no se puede operar con recirculación de aire al interior y operar con un mínimo de 30% al exterior; así como el registro obligatorio en la página del COVID-19 de la CDMX.

Si la empresa cuenta con más de 30 trabajadores deberán realizar pruebas al 5% de sus empleados, informar a locatel en caso de tener casos positivos y estos deberán confinarse en sus domicilios por 15 días, además de que nadie puede ser despedido en caso de salir positivos. 

Las actividades que comenzarán a reanudarse de manera escalonada al 30% de su capacidad son trabajadoras del hogar y comercio al menudeo desde el 29 de junio y deberán operar de las 11 horas a las 17:00 a fin de evitar los horarios picos de uso en los sistemas de movilidad y deberá orientarse el pago con medios electrónicos; el martes 30, locales del centro histórico con un programa especial que se presentará el próximo lunes; los restaurantes y hoteles al 30% de su capacidad y al 40% si pueden estar al aire libre a partir del 1 de julio, el 2 de julio los mercados y tianguis sobre ruedas y bazares.

El 3 de julio las estéticas, peluquerías  y salones de belleza con citas y por menos de una hora  y el 6 de julio las tiendas departamentales y centros también al 30% de su capacidad sin que se permitan áreas de juegos, degustaciones, o aglomeraciones de personas; también se permiten las actividades deportivas exclusivamente al aire libre  y que no sean en equipo. 

La funcionara destacó que en caso de que se den rebrotes o la ocupación hospitalaria sobrepase el 65% se regresará a  las medidas de confinamiento.

Estado de México sigue en rojo

El gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo dijo en un mensaje que para la entidad, el semáforo continúa en fase roja, sin embargo la próxima semana comenzará la transición para entrar en fase naranja a mediados de julio.

“En el Estado de México estamos cerca de cambiar a semáforo naranja, con mucho entusiasmo vemos que se ha estabilizado la pandemia. La semana pasada se redujo en 13% la hospitalización y la semana pasada la reducción fue del 7%” dijo el gobernador, sin embargo la Secretaria de Salud sigue colocando a la entidad en semáforo rojo, principalmente a causa del incremento de contagios y hospitalizaciones en el valle de Toluca.

El funcionario destacó que de continuar de manera general el decremento en esos indicadores la entidad podría transitar a semáforo naranja en las próximas semanas.

La próxima semana debe ser una semana de preparación para la entrada al color naranja y a la apertura. En fase naranja abrirán pequeños negocios sin genera aglomeraciones, es decir papelerías mueblerias, tiendas de electrónicos refaccionarias, comercio al por mayor y al por menor. También podrán abrir servicios como tintorerías, talleres y mantenimiento en general, así como las actividades de hoteles, restaurantes, tiendas departamentales y centros comerciales al 30% de la capacidad. Para ellos esta semana es de preparación de protocolos y medidas de seguridad” dijo Alfredo Del Mazo. 

Agregó que en la entidad también sigue siendo necesario el uso de cubrebocas y mascarillas protectoras.