15 de febrero 2022 | 5:00 am

Advertisement

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) arrastra un déficit de 60,539 millones de pesos, el más alto de los últimos 31 años, debido a sus costos operativos crecientes y al aumento de su gasto en jubilaciones y pensiones, muestran los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al cierre del 2021, el balance financiero de la empresa productiva del estado presentó un déficit de 60,539.6 millones de pesos, el más alto desde 1990, siendo el quinto déficit que registra desde dicho periodo, pues en 1991, 1994, 2003 y 2009 también presentó un balance negativo. 

El déficit del 2021 se explica principalmente a que el gasto total de CFE fue de 515,590.9  millones de pesos, un alza anual de 4.4% en términos reales; mientras que los ingresos propios de CFE fueron menores con un total de 384,772.4 millones de pesos, una caída de 8.4%.

Aún con las transferencias y subsidios del gobierno hacia CFE por un total de 70,279 millones de pesos, no fueron suficientes para cumplir todo el gasto de la paraestatal. De hecho, estas transferencias presentaron una caída anual del 5%: 

Están siendo insuficientes los ingresos para cubrir los costos. (…) Estamos en más de 70,000 millones de pesos de subsidio y eso no quiere decir que la energía deba costar eso, sino que a lo mejor, los costos de CFE los tenemos que reducir en más de 70,000 millones de pesos, pero ya hay que determinarlo

planteó Severo López- Mestre, analista del sector eléctrico.

La CFE tiene costos ineficientes que se trasladan al usuario, mientras que las pensiones y jubilaciones son una bola de nieve que ya no tiene freno, manifestó.

Un análisis de México Evalúa señala que ante la baja recaudación tributaria en 2021, el fisco se quedó sin recursos para subsidiar la venta de electricidad.

La Secretaría de Hacienda históricamente ha otorgado a la CFE subsidios millonarios que le permiten vender energía a precios accesibles y compensar la ineficiencia de la paraestatal. No obstante, en los últimos meses del 2021, Hacienda abandonó a la CFE a su suerte, obligándola a endeudarse y debilitar su inversión, para mantener su operación.

Plantilla laboral cara

La CFE tiene gastos operativos de personal que labora en plantas de electricidad que no están produciendo energía, pero que se encuentran prendidas.

Uno de los problemas de CFE es que tiene muchos activos, muchas entidades eléctricas que opera cada vez menos, especialmente de térmica convencional (generación de electricidad con gas). Tiene centrales eléctricas por las que tiene que pagar nómina pero que no están operando

comentó Eleazar Castro, analista del sector eléctrico.

Las centrales de CFE están disponibles aunque no estén produciendo y no lo hacen porque están siendo relegadas por otras tecnologías como eólica o solar.

Héctor Villarreal, economista del Tecnológico de Monterrey, mencionó que CFE tiene más gasto respecto a los recursos que ingresa porque tiene una plantilla laboral cara en muchas de sus plantas que son antiguas, y también porque hay consumidores que no pagan el servicio.

Hay comunidades con diablitos, así como gobiernos estatales y municipales que no quieren pagar, y todo eso se va a la cuenta. Plantas viejas, procesos ineficientes planta laboral cara, es un cóctel de factores

afirmó .

 Buscar eficiencia en costos

El gobierno solo puede revertir la situación financiera de la CFE al fijarse objetivos claros como topar el subsidio que le otorga, cobrar a quien no quiere pagar, e incluso actualizar ciertas tarifas y buscar eficiencias en términos de producción de energía.

“Con la reforma eléctrica aquí hay de tres sopas: O Hacienda pasa más dinero a CFE, con unos años que vienen muy raquíticos en finanzas públicas o suben tarifas de manera general o se van sobre ciertos consumidores que tienen cautivos”, expresó Villarreal.

En tanto, Severo López Mestre sostuvo que la única salida para bajar el déficit es reducir los costos o subir las tarifas.

“Reducir los costos no ha estado en la mesa en los últimos 20 años ni en la reforma eléctrica. Cuando hay un déficit hay de dos sopas: o reduces tus costos o subes tus ingresos y hacerlo es subir las tarifas a los mexicanos. La reforma no resuelve el costo ni tarifas”, reiteró.

Finalmente, Eleazar Castro dijo que lejos de bajar el déficit de CFE, la reforma lo elevaría porque reduce la participación de las empresas privadas en la generación de electricidad.

La reforma eléctrica constitucional de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) busca que la CFE genere 54% de la electricidad, y los privados el 46% restante.

En un mes, la CFE tendría un sobre costo de 2,000 millones de pesos por quitar la participación de privados y de 24,000 millones de pesos al año, porque desplazaría generación que le está dando costos más baratos, por lo que la reforma empujaría a que es eleve el actual déficit

comentó Castro.