2 de agosto 2021 | 5:00 am

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) impondrá una nueva barrera administrativa para las empresas privadas y de energía renovable que quieren generar electricidad. 

Se trata de una inspección que realizará en los próximos tres meses a las compañías privadas que generan energía limpia y que para funcionar se han conectado a la línea de transmisión del sistema eléctrico nacional.

De no cumplir con el código de red, la CFE buscará que las autoridades les quiten sus permisos, y que eviten otorgar nuevos a quienes no lo acaten.

Casiopea Ramírez, analista del sector energético, sostuvo que este anuncio de CFE parece un pretexto para cerrar la entrada de empresas privadas a la competencia en el sector de generación de electricidad. 

Cuando están haciendo la mención de que van a prohibir las interconexiones de nuevas centrales en la apertura de línea, parece un pretexto para seguir reforzando los argumentos de que no se van a poder habilitar nuevas interconexiones para centrales que no sean de CFE, ya sean privadas o renovables ,

comentó la especialista.

 

Es otra barrera administrativa que están tratando de implementar o de justificar para limitar la competencia en el sistema de generación, aseguró Ramírez.

La única entidad facultada para expedir y aplicar el cumplimiento del Código de red es la Comisión Reguladora de Energía (CRE) como lo establece la Ley de la Industria Eléctrica, misma que prevé multas por incumplir el código de red.

“Eso sería a través de una visita de verificación que tendría que hacer la CRE, que como autoridad y monitor independiente del mercado es quien tendría que estar desarrollando estas inspecciones verificaciones, reportes  y eventualmente las sanciones aplicables”, aclaró la especialista. 

En la actual administración, se han observado una serie de invasiones en responsabilidades y obligaciones en los reguladores, que terminan afectando a los usuarios del sector eléctrico; cuando tienes una invasión de competencia, ya no sabes ni qué le toca a qué, criticó Casiopea Ramírez. 

Fallas son causadas por las empresas privadas: CFE 

Según la CFE, la revisión a las generadoras privadas se realizará porque el apagón del pasado 28 de diciembre que afectó a 10.3 millones de usuarios en ocho estados del país, se debió a que el incendio que generó una quema de basura en el Municipio de Padilla en Tamaulipas alcanzó las líneas de transmisión que trabajaban a alta capacidad porque se conectó una planta de 200 Megawatts de Parque Eólico San Carlos, un negocio de la empresa Acciona.

Carlos Andrés Morales Mar, director corporativo de operaciones de la CFE, sostuvo que la empresa productiva del Estado verificará los requerimientos solicitados en el estudio de instalaciones que en su momento se solicitaron a la central eléctrica de San Carlos.

La entrega de resultados sería en dos semanas, conforme tengamos la autorización de entrar a esas instalaciones

 comentó. 

Se realizarán visitas técnicas para la revisión de los sistemas de control de velocidad, tensión y protecciones eléctricas en unidades generadoras de centrales de los privados; serán tipo auditoría, para comprobar si también cumplen con el estudio de instalaciones que emite el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), agregó Morales Mar.

La CFE revisará en total 144 líneas de transmisión y los resultados estarán listos en 20 semanas, contadas a partir del 23 de julio pasado. 

Las líneas alcanzadas por el incendio estaban ubicadas entre dos subestaciones llamadas Güémez y Laja, y la raíz del “apagón” fue la interconexión de la central San Carlos, que se realizó con protecciones provisionales que no cumplían con lo especificado en el estudio de instalaciones, según información de CFE.

Suspensión de permisos y contratos

Noe Peña, director de CFE Transmisión, mencionó que las centrales como la de San Carlos, le restan seguridad a la red de transmisión y de distribución de electricidad, ya que pueden ocasionar nuevos disturbios, por lo que se realizará la inspección. 

Por su parte, Guillermo Nevárez, director de CFE Distribución dijo que es elevado el número de centrales conectadas mediante la apertura de las líneas de transmisión en la Red Nacional de Transmisión. 

Por ese motivo se determinaron diferentes acciones,  entre ellas intervenir y negociar directamente con la CRE para que, por lo pronto suspenda los permisos y contratos de centrales eléctricas que no tengan avances constructivos o que sus avances constructivos sean menores , advirtió . 

Se propone también diferir en el tiempo, con base en los estudios de la planeación integral y sobre todo, la factibilidad técnica de las nuevas solicitudes de permisos de generación en zonas sin capacidad de transmisión, añadió Nevárez. 

El directivo descartó que la falta de capacidad del sistema de transmisión sea la falta de planeación en la Red Nacional de Transmisión, sino que se debe a que se dejó sin efecto la obligación de los generadores, de construir o aportar para la construcción de las líneas de transmisión.

“Entonces, este es un fenómeno que tendremos que atender y trabajar”, expresó. 

Señaló que las centrales intermitentes autorizadas por la CRE carecen de recursos de generación firme. 

Es decir, si hay sol generan, si hay viento generan, si no lo hay, pues no. Entonces, esa intermitencia en la capacidad de generación, mete variaciones en la Red Nacional de Transmisión, por lo tanto se agudizaría el problema si se siguiera abriendo la Red Nacional de Transmisión en estos términos, advirtió.