Bancos deben diferir pagos de créditos (pixabay)

23 de julio 2021 | 5:00 am

Las restricciones a la movilidad y la segunda ola de contagios de COVID-19 que enfrentó México a inicios de año llevó a los consumidores a realizar sus compras en línea, donde BBVA y Citibanamex fueron los bancos que concentraron la mayoría de las operaciones.

Durante enero y marzo de este año, las compras en comercio electrónico repuntaron 48% anual a 177 millones de operaciones con tarjeta de crédito y débito, según un reporte divulgado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Del total de operaciones, los bancos que predominaron fueron BBVA con 46.7% de transacciones, seguido de Citibanamex con 18%.

Otras instituciones con menor representación son Banorte con 9.4%, Santander con 8.4%, HSBC con 5.6%, Bancoppel con 3.6%, entre otras, indicó la Condusef.

El monto total de las operaciones creció 53% anual a 101,015 millones de pesos. En el desglose de la información, 51,519 millones de pesos se realizaron vía tarjeta de débito y 49,496 millones con tarjeta de crédito, de acuerdo con Condusef.

Uno de los efectos que vivió la economía a finales del año pasado e inicios de este fue la llegada de la segunda ola de COVID-19 y por lo que gobiernos estatales tuvieron que restringir actividades.

En comparación al último trimestre de 2020, las compras bajaron en 12%, a 52 millones en tarjetas de crédito y en 4%, a 125 millones con las de débito.

El proceso de recuperación económica no se detuvo durante el primer trimestre del año, a pesar de que en el mes de enero los contagios y muertes por la pandemia estuvieron en su máximo nivel. El proceso de recuperación tiene cierta solidez lo que permitirá al sistema financiero regresar a la normalidad,

de acuerdo con un estudio de la Fundación de Estudios Financieros

Consumidores precavidos

Con el panorama incierto, los consumidores mostraron hacer compras de mayor monto para pagarlas con tarjetas de crédito, mientras que las que implicaron un menor gasto se hizo uso de tarjetas de débito.

El número de operaciones en comercio electrónico con una tarjeta de débito implicó alrededor de 2.4 veces las efectuadas con una tarjeta de crédito, pero en términos de importe, la efectuada con una tarjeta de crédito representa 2.3 veces más que en una tarjeta de débito.

Durante varios meses hemos venido diciendo que el crecimiento de la captación de los ahorros por parte de los clientes era una señal muy clara de que la gente estaba teniendo mucha precaución y estaba cuidando todavía mucho la cuestión de la salida, de las compras y de todo esto, porque había cierta incertidumbre,

dijo el vicepresidente de la Asociación de Bancos de México, Julio Carranza en conferencia

Para ilustrar el optimismo y de cara a los siguientes meses, los mexicanos se mostraron confiados en junio en comprar bienes durables como televisores o lavadoras. Este rubro —uno de los cinco de la indicador de confianza— fue el que más avanzó en el sexto mes del año, respecto al mes previo, lo que apunta a un mayor consumo de los hogares.