Banxico tasas

30 de mayo 2022 | 5:00 am

Advertisement

Por Miguel A. Moscosa y Mario A. Gámez

Con el ciclo de alzas en la tasa de interés por parte de Banco de México (Banxico) ha salido a la discusión otros temas que vislumbran el camino del banco central en la lucha contra la inflación como la ‘tasa neutral’ o la ‘tasa real ex-ante’.

Para despejar las dudas sobre estos términos, El CEO consultó a especialistas que dieron detalle sobre cada uno y explicaron qué relación mantienen con la tasa de interés.

Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics, refirió que la tasa de interés neutral es aquella que le permite a la economía funcionar al nivel de su producto potencial, es decir, ni estimula ni restringe a la economía, sino que le permite desempeñarse de acuerdo a su capacidad.

Dado que el producto potencial es una variable no observable, entonces, la tasa de interés neutral es también no observable, por lo que las dos variables tienen que ser estimadas. Con base en las estimaciones de la tasa neutral real de Banxico, la tasa nominal neutral debería estar alrededor de 8% actualmente

explicó Coutiño a EL CEO.

Puedes leer: Banxico allana el camino para endurecer (ahora sí) política monetaria

El origen de 8%

Ese 8% resulta de diversos cálculos que el mismo Banxico presenta y como primer punto se considera el rango de 1.8% y 3.4% referente a la tasa neutral de interés en el largo plazo, dato que está incluido en el Informe Trimestral abril-junio 2019.

Como segundo parámetro se toma en cuenta la media de las expectativa de inflación a un año que se sitúa en 5% actualmente: “Es decir, 1.8% + 5% = 6.8% en el límite inferior, y 3.4% + 5% = 8.4% en el límite superior”, calculó Coutiño.

Luis Gonzali, director de inversiones en Franklin Templeton, dijo que si bien se pueden realizar cálculos para determinar una tasa neutral, cada analista o institución emplea distintas medidas, pues al ser una tasa de equilibrio es teórica.

La tasa neutral es la tasa del banco central que permite seguir creciendo sin ralentizar la economía, digamos que es la tasa de equilibrio. Según cálculos de algunos subgobernadores de Banxico colocan la tasa en un rango todavía acomodaticio

indicó Gonzali.

De ese 8% neutral se podría decir que la tasa de referencia o nominal está en la frontera de la neutralidad y a partir de ese nivel en adeante podría realmente atacar la inflación, coincidieron los expertos.

Tasa real ex-ante, ¿cómo se lee?

Como un primer instrumento, Banxico –al igual que todos los bancos centrales del mundo— utiliza la tasa de interés con movimientos, en este caso con alzas, para mover la tasa real, que se define como la tasa nominal menos la expectativa de inflación a un año, explicó Jessica Roldán, economista en jefe de Finamex Casa de Bolsa.

Por lo tanto, la tasa real ex-ante sería de 2%, resultado de una tasa de interés de 7% menos el 5% de inflación esperada.

Se le llama ex-ante porque es lo que piensas que va a pasar en el futuro, antes de que se realice, es una expectativa

dijo Roldán.

Además, Roldán refirió que existen niveles de la tasa real ex-ante que implican que están restringiendo la economía, que la ayudan a crecer, o que ni la restringen ni la ayudan.

Con ambos conceptos explicados a la tasa de interés que está en 7%, le faltarían 100 puntos base para llegar a 8% y ubicarse en zona neutral; a partir de ahí las subidas le harían frente a la inflación por lo que se llegaría a una zona restrictiva.

No obstante, Roldán subrayó que estos cálculos son con cifras actuales y dependerá de las expectativas de inflación por lo que los cálculos se podrían ajustar.

Gonzali consideró que probablemente se requiera una tasa ex-ante un poco más alta –actualmente de 2%— aunque Banxico ha hecho bien su trabajo.

No puedes simplemente subir más agresivo porque puedes espantar a los mercados, y hoy por hoy tenemos una tasa ex-ante positiva, entonces creo que Banxico va caminando de una manera prudente

resaltó el especialista.

¿Qué nivel se necesita para llegar a una política restrictiva?

Con una tasa real ex-ante de 2% y una tasa de referencia de 7%, Banxico tiene la oportunidad de hacer aumentos más drásticos en las próximas reuniones y superar el nivel de neutralidad para reducir las presiones inflacionarias.

Para que la tasa interbancaria objetivo sea restrictiva, la nominal debe estar por encima del límite superior de la neutralidad de 8.4%, considerando que la expectativa de inflación para los próximos 12 meses se mantiene en 5%, de acuerdo con Coutiño.

Esto implica que la tasa objetivo debe subir al menos a 9% y posiblemente llegar a 10% para que pueda ser efectiva en afectar la demanda interna y con ello forzar  a la inflación a la baja

dijo el analista de Moody’s.

La junta de gobierno de Banxico dio señales de que en su reunión de junio se inclinarán por un aumento de 75 puntos base. Sin embargo, para alcanzar el nivel de 9% se requieren dos alzas de, al menos, 100 puntos base en sus dos próximas decisiones.

Al llegar a la zona restrictiva, la política monetaria tendría un efecto de desaceleración en el crecimiento de la economía, aunque sería marginal, con mayores afectaciones en el acceso al crédito y el consumo.

De subir la tasa en 75 puntos base la tasa pasaría de 7% a 7.75% y se estaría cerca de la frontera de llegar a la tasa neutral, pero todo dependerá de cómo resulten las nuevas expectativas de inflación.