29 de diciembre 2021 | 10:58 pm

Nota del editor: Este texto se publicó por primera vez el 27 de diciembre y se actualiza con la información del gobierno federal

La adopción de monedas digitales de bancos centrales (CBDC, por sus siglas en inglés) también es parte de la agenda de Banco de México (Banxico) que espera poner en circulación la suya a finales de 2024.

A través de su cuenta de Twitter, el gobierno federal informó que hacia 2024 el banco central tendrá su propia moneda digital en circulación, “por considerar de suma importancia estas nuevas tecnologías y la infraestructura de pagos de última generación como opciones de gran valor para avanzar en la inclusión financiera en el país”.

A casi dos años de la irrupción de la pandemia por el COVID-19 surgieron elementos para potencializar los pagos digitales, dando lugar a las CBDC. Y a partir de este fenómeno los bancos centrales han puesto en marcha sus planes para diversificar el modo de pago entre las personas y empresas.

Una CBDC es la forma digital de la moneda fiduciaria de un país que también es un derecho al banco central. En lugar de imprimir dinero, el banco central emite monedas o cuentas electrónicas respaldadas por la plena fe y el crédito del gobierno, de acuerdo con Atlantic Council.

Aunque Banxico ha tomado el tema con mesura a diferencia de otros bancos centrales, el subgobernador Jonathan Heath estimó recientemente que al cierre de 2024 pueda entrar en operaciones la CBDC de México.

Estamos trabajando en un proyecto, hasta tenemos un timeline donde pensamos que quizá para finales de 2024 a más tardar ya la deberíamos tener operando perfectamente bien (la CBDC),

dijo Heath en una videoconferencia organizada por S&P Dow Jones Indices

También lee: Monedas digitales llegaron para quedarse: WEF

Papel y moneda seguirán siendo los preponderantes

Heath refirió el impacto que ha tenido el SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios), una plataforma que “muchos países no tienen y funciona bien” y que sobre esta misma considera que ya tienen un acercamiento a lo que puede ser una moneda digital.

No obstante, la llegada de una moneda digital no desplazará automáticamente a los billetes y monedas, pues en México hay un alto índice de informalidad y una baja inclusión financiera, agregó Heath.

Vamos a tener el uso del papel moneda como el pago preponderante a nivel nacional por mucho tiempo, entonces no queremos estar ausentes de estos avances tecnológicos; estamos ahí, lo vamos a hacer y vamos a estar trabajando,

planteó el subgobernador

Previamente, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León dijo que las instituciones financieras y el desarrollo tecnológico pueden ser la ‘piedra fundamental’ para la adopción de las CBDC.

Las instituciones financieras tradicionales pueden tener un papel crucial promoviendo la infraestructura financiera de última generación. Nuevas tecnologías e infraestructura de pagos son opciones de gran valor para avanzar en la inclusión financiera y pueden ser la piedra fundamental de las mejores formas de dinero digital y monedas digitales en bancos centrales,

dijo Díaz de León hace unos meses en un foro del FMI

Situación mundial

Los proyectos sobre las CBDC han visto la luz en algunas economías y en otras están en pruebas piloto, según revela un estudio que contempla más de 85 países realizado por Atlantic Council.

En total, en nueve economías circulan CBDC, en Bahamas se lanzó en 2020 el Sand Dollar.

Por su parte, el Banco Central del Caribe Oriental (ECCB, por sus siglas en inglés) puso en circulación en marzo de este año el DCash en economías como Antigua y Barbuda, San Cristobal y Nieves, Santa Lucía y Granada.

En agosto de este año el DCash aprobada para circular en San Vicente y las Granadinas; y en diciembre empezó a ser usada en Dominica y Montserrat.

A esta lista de países del Caribe se suma Nigeria, que en octubre de 2021 lanzó su CBDC bajo el nombre e-Naira.

Según el reporte, en 14 economías se están haciendo pruebas piloto de las CBDC; en 16 están en fase de desarrollo; 40 en estudios; 7 están en pausa, 2 proyectos fueron cancelados.

De las 14 en prueba piloto, China y Corea del Sur se perfilan a ser las siguientes economías en lanzar por completo su moneda digital.

Las cifras contrastan con lo que se percibía hace unos meses, pues en mayo del 2020 solo 35 países consideraban la opción de implementar una CBDC y actualmente son 87 países —que representan más del 90% del PIB mundial— que ya pusieron en marcha sus proyectos.

Además, de los cuatro bancos centrales más grandes como el Banco Central Europeo, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, en este último se ve un mayor rezago.

Sin nuevos estándares y coordinación internacional, el sistema financiero puede enfrentar un problema de interoperabilidad significativo en el futuro,

detalla el reporte