fbpx
La paloma de Banxico.

14 de noviembre 2019 | 1:00 pm

Banco de México (Banxico) redujo por tercera ocasión consecutiva el precio del dinero.

El banco central aplicó un nuevo recorte de 25 puntos base a su tasa objetivo para bajarla de 7.75% a 7.50%, nivel en el que no se ubicaba desde mayo del año pasado.

El recorte al instrumento, anunciado este jueves, estaba previsto por analistas, quienes discutían si el recorte sería de 25 o 50 puntos base.

Peso se aprecia ligeramente tras nuevo recorte de tasa de Banxico

En su comunicado de política monetaria, la entidad argumentó que los datos preliminares sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre muestran que se ha mantenido el estancamiento de la actividad económica observado por varios trimestres.

Ello implica la ampliación de las condiciones de holgura de la economía a un ritmo mayor al previsto,

indicó.

Expuso que al considerar la información económica más reciente, el crecimiento previsto para el PIB en 2019 y 2020 sería menor al publicado en el Informe Trimestral abril-junio 2019.

En ese documento, Banxico estimó que la expansión de la economía mexicana se ubicaría entre 0.2 y 0.7% para este año, y para 2020 su estimación era de un rango de entre 1.5 y 2.5%.

En sus reportes trimestrales Banxico actualiza sus estimaciones para la expansión de la economía. El próximo se publicará el 27 de noviembre.

La entidad encabezada por Alejandro Díaz de León insistió en que persiste la incertidumbre ligada a las perspectivas crediticias para la calificación de deuda de Pemex y la soberana, además de la asociada a la relación con Estados Unidos.

Manifestó que el entorno actual sigue presentando importantes riesgos que pudieran afectar las condiciones económicas del país, su capacidad de crecimiento y el proceso de formación de precios.

Por ello dijo que es particularmente importante que además de seguir una política monetaria prudente y firme, se impulsen medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas.

“En un entorno de marcada incertidumbre, el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja”, agregó.

Dos miembros votaron por un recorte de 50 puntos base en la tasa objetivo, es decir, ubicarla en 7.25%.

El 19 de diciembre Banxico emitirá su última decisión de política monetaria del año.

Para el grupo financiero Monex, Banxico tuvo una postura dovish (expansionista o de tasa bajas) reforzada por el incremento en las condiciones de holgura de la economía, que resultó mayor al esperado, y por la menor percepción de riesgos externos.

Así, esperamos un nuevo recorte en la reunión del 19 de diciembre, así como 4 disminuciones a lo largo de 2020,

indicó en un reporte.

La reducción de la tasa clave se da en medio de una inflación controlada: 3.02% a tasa anual en octubre, dentro del rango objetivo del banco central.

Pero la disminución también se registra en un contexto de estancamiento de la economía mexicana, al que se suma el deterioro de previsiones de analistas sobre el desempeño del PIB para todo 2019.