fbpx

8 de abril 2019 | 5:55 pm

BBVA Bancomer redujo este lunes su estimado de crecimiento de la economía mexicana para 2019, en línea con otros grupos financieros, instituciones como el Banco Mundial y la Secretaría de Hacienda.

El grupo financiero revisó a la baja su pronóstico a 1.4%, desde el 2% previo. El nuevo estimado está dentro del nuevo rango de Hacienda, que es de 1.1%-2.1%.

Estimó que la fortaleza del sector terciario (servicios) persistirá a lo largo del año, pero que existen riesgos latentes para la actividad económica asociados principalmente al sector externo y que podrían observarse en el primer o segundo trimestre de 2019.

El ancla de la economía será la demanda interna, impulsada por el consumo privado, y la recuperación de la inversión hacia la segunda mitad del año, 

indicó el grupo en un análisis presentado este lunes por su economista jefe, Carlos Serrano.

Expuso que entre los riesgos externos que podrían afectar a la economía mexicana está el desempeño futuro del tipo de cambio debido a la ratificación pendiente del T-MEC en el Congreso de Estados Unidos.

No obstante, puntualizó, la situación financiera de Pemex es un factor interno que podría reflejarse en el tipo de cambio y en un posible deterioro de las finanzas públicas.

Consideró que el riesgo de una reducción en la calificación de la petrolera bajó considerablemente con el posible uso de recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP) para el pago de amortizaciones e intereses de la deuda de la firma correspondientes a 2019, lo que se suma a las medidas del gobierno federal anunciadas a mediados de febrero para apoyar financieramente a la empresa.

Sin embargo, refirió que las siguientes señales son preocupantes para los próximos años porque harán difícil revertir la caída en la producción petrolera y estabilizarla.

  • Más recursos se asignarán a actividades de refinación, las cuales han causado grandes pérdidas de alrededor de 100,000 millones de pesos al año.
  • Se pospusieron los farmouts (alianzas de Pemex con privados)  hasta octubre de 2019.
  • Las rondas petroleras se suspendieron por tres años y se corre el riesgo de que se cancelen al término de este lapso.
  • Pemex enfrentará fuertes presiones para crecer su inversión en los próximos años ante los relativos grandes montos de deuda financiera en vencimiento del periodo 2020-2023 y la restricción de frenar su endeudamiento neto.

En cuanto a los precios al consumidor, el grupo financiero previó que al finalizar 2019 la inflación podría ubicarse hasta en x3.4% para aproximarse a la meta de Banco de México de 3%.

BBVA Bancomer proyectó un aumento transitorio de la inflación para el segundo trimestre del año, lo cual la llevaría por encima de 4% (fuera del rango límite del banco central) antes de disminuir de ese nivel para el tercer trimestre.

La inflación subyacente (que excluye los bienes y servicios más volátiles como los agropecuarios y los energéticos y tarifas del gobierno) podría finalizar el año en 3.3%. Durante la primera quincena de marzo se ubicó en 3.51% anual.

“Anticipamos un ritmo de convergencia más lento al objetivo de 3% a partir de ahora con un previsible aumento transitorio de la inflación general en 2T19 que la llevará nuevamente por encima de 4% antes de disminuir debajo de ese nivel en 3T19 y tener una caída adicional hasta 3.4% a fin de este año”, indicó.

Respecto a la tasa de interés de referencia, BBVA Bancomer previó un ciclo de bajas en la segunda mitad del año y consideró probable que Banxico relaje su instrumento  ‘más pronto que tarde’.

Pronosticó además que el banco centra comenzará a flexibilizar su política monetaria en agosto y noviembre con un recorte de 25 puntos base (en cada anuncio) para colocar la tasa de interés en 7.75% al finalizar 2019.

Y entonces, ¿cuánto crecerá la economía mexicana en 2019 y 2020?