fbpx
Banxico seguirá con recorte. (Fotoarte: Cristian Laris)

19 de agosto 2019 | 5:00 am

Banco de México se pasó del lado de los bancos centrales que han apostado por menores tasas de interés ante la desaceleración que enfrenta la economía global, y el mercado ya apuesta a que el banco central disminuirá la restricción monetaria de la economía en lo que resta del año.

En su reunión de política monetaria el jueves pasado, la Junta de Gobierno decidió recortar en 25 puntos base (pb) la tasa de interés referencial para llevarla a 8%, pero uno de los cinco integrantes votó por mantenerla.

Y aunque el gobernador de Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, dijo en entrevistas con medios de comunicación que este recorte no es el preludio de un relajamiento monetario, el mercado ya apuesta lo contrario.

Salieron a decir que no era el inicio de un ciclo de relajamiento, pero ese cuento ya lo conocemos. El gobernador anterior (Agustín Carstens) dijo más de una vez que no representaba un ciclo de alzas o recortes y la realidad demostró lo contrario

dijo Alfredo Coutiño, director general de Moody’s Analytics para América Latina.

En este sentido, diversos analistas esperan que este recorte, el primero en cinco años, sea el inicio de un ciclo de relajamiento monetario.

Economistas de Banorte, Citibanamex y Capital Economics estiman una baja de 50pb adicionales en lo que resta de 2019. Monex prevé un recorte de 25pb en septiembre, mientras que BBVA también espera un recorte en la reunión del próximo mes, aunque no dio un estimado de la magnitud.

“Todavía creemos que Banxico se mantendrá alerta dados los riesgos de la política interna y la posibilidad de que la aversión al riesgo afecte el tipo de cambio, pero dependiendo de la trayectoria de las tasas de la Fed, la puerta puede estar abierta a nuevos recortes de tasas”, dijo Charles Seville, subdirector de soberanos de América Latina de Fitch.

Lejos de ayudar a la economía

La baja de 25 puntos base está lejos de impulsar a la economía mexicana, que en el segundo trimestre del año creció apenas 0.1% y para la que se espera un crecimiento de 0.9% para el cierre de 2019.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo en su conferencia del viernes que Banxico tomó una buena decisión porque esto puede estimular el crecimiento. Reiteró el respeto a la autonomía del banco central, pero se mostró en desacuerdo con el comunicado de política monetaria.

(…) Hasta opinan más de la cuenta, hasta se quieren meter en el manejo de la política económica, que nos corresponde a nosotros, haciendo recomendaciones de otro tipo; pero es mejor que usen a plenitud las libertades, su autonomía, que tengan la arrogancia de sentirse libres, a que vayan a decir que nos estamos metiendo

dijo López Obrador. 

De acuerdo con Banco de México, la tasa de interés neutral, es decir, el nivel de la tasa de interés que es congruente con una actividad económica cercana a su nivel potencial en un entorno de inflación estable se ubica en un rango de 4.7 y 6.3 por ciento en términos nominales.

Por lo que si Banxico pretende apuntalar la economía en un contexto de desaceleración de la inflación, tendrá que hacer más recortes.

Adicionalmente, si la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) vuelve a recortar su tasa de interés en su reunión del 18 de septiembre, la restricción monetaria aumentará en México y, además, presionará a los activos mexicanos.

Ya bajó en un cuarto de punto y aunque digan que no la van a bajar, las presiones del mercado van a ir en ese sentido, si el mercado está esperando que la vuelvan a baJar y no lo hace, el tipo de cambio se va a disparar, ya entraron en un ciclo de recortes y aunque no quieran, las presiones del mercado los van a obligar tarde o temprano a que acomoden esos deseos

comentó Coutiño.

Por lo pronto, las probabilidades de un recorte en la tasa de la Fed son de 100%, de acuerdo con CME Group.