fbpx
Banxico, más cerca de un recorte de tasa. (Fotoarte: Cristian Laris)

15 de agosto 2019 | 1:00 pm

Banco de México decidió por mayoría recortar este jueves su tasa de interés 25 puntos base a 8%, su primera baja desde junio de 2014.  

“Para su decisión, la Junta tomó en cuenta la disminución de la inflación general conforme a lo previsto, la ampliación en la holgura mayor a la esperada, y el comportamiento reciente de las curvas de rendimiento externas e internas a diferentes plazos”, detalló el banco central.

La decisión de la Junta de Gobierno del banco central estuvo línea con lo esperado por los especialistas consultados por Bloomberg, quienes esperaban un recorte de un cuarto de punto porcentual.

El peso avanza ligeramente frente al dólar tras recorte de tasa

Desde diciembre del 2015, Banxico había aumentado 525 puntos base su tasa de interés hasta llevarla al máximo histórico de 8.25%. Un miembro de la Junta votó por mantener la tasa en dicho nivel, según el comunicado.

El banco central destacó que se mantiene la incertidumbre asociada a la relación bilateral entre México y Estados Unidos y las perspectivas crediticias tanto para la calificación de la deuda de Pemex como la soberana y que es importante que el Paquete Económico para 2020 genere confianza en los mercados.

Entre las preocupaciones de algunos analistas ante una baja en la tasa estaba el posible efecto que tendría sobre el peso. Sobre el tema, Banxico dijo que “dará un seguimiento especial, en el entorno de incertidumbre prevaleciente, al traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, a la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos”.

El organismo dijo que mantendrá una postura monetaria prudente y dará un seguimiento especial en el entorno de incertidumbre actual para que la inflación, que ha disminuido conforme a lo previsto por el banco, se mueva hacia la meta.

Banxico reiteró que es vital que “se impulse la adopción de medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas”, además de una política monetaria prudente.

Banxico sigue la baja de otros bancos centrales

A finales de julio, la Reserva Federal (Fed) recortó su tasa de interés a un rango de 2% a 2.25%, y países como India, Perú, Hong Kong y Brasil siguieron sus pasos.

La reducción del costo del fondeo ayudaría, en el largo plazo, a impulsar la economía mexicana, que creció apenas 0.1% en el segundo trimestre del año.

Un punto a favor de que Banxico haya tomado la decisión de bajar su tasa de interés responde a su mandato de mantener bajo control los precios al consumidor, pues la inflación ha comenzado a ceder terreno y en julio se ubicó en 3.78%, dentro del rango objetivo del banco central de 3% +/- un punto porcentual.

Las minutas de la última reunión de Banxico mostraron un tono más neutral y a un integrante, además del subgobernador Gerardo Esquivel, más convencido de iniciar con un relajamiento monetario si es que la inflación continuaba desacelerándose.

¿Qué opinan analistas sobre el recorte?

Alfredo Coutiño, director de análisis para América Latina de Moody’s Analytics  

“Definitivamente parece ser que Banxico cedió a las llamadas de rescate a la economía tanto de una parte del mercado como de las mismas autoridades”.

“A pesar de que la inflación subyacente permanece muy terca y se resiste a bajar y que los riesgos internos y externos han empeorado el panorama para el peso y consecuentemente para la inflación, parece ser que la visión pro-crecimiento empieza a dominar en el quehacer monetario del país”.

Edward Glossop, economista para América Latina en Capital Economics

“El comunicado fue bastante cauteloso y prácticamente sin cambios respecto al tono del último comunicado. El banco señaló que los riesgos para el crecimiento siguen ‘sesgados a la baja’ y que los riesgos para la inflación son equilibrados. Sin embargo, no creemos que esto impida más recortes de tasas de interés en el corto plazo”.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CI Banco

“Hacia adelante, Banco de México va a estar muy pegado a lo que haga la Fed. Ahorita el mercado va a buscar que la Fed baje su tasa una o dos veces más (el resto del año) y posiblemente lo consiga y si Banco de México puede pegársele, lo va a hacer”.

Daniel Mendoza, subdirector de investigación económica de Scotiabank

“Sobresale el riesgo al alza de que se mantenga la persistencia en la inflación subyacente, que ha estado alrededor del 3.8%. Desde su punto de vista, aún persiste la incertidumbre en los riesgos que pudieran influir en la inflación”.

José Ignacio Martínez, investigador económico de la UNAM

“En la decisión del banco central influyó que la economía mundial en las últimas 72 horas ha tenido una fuerte turbulencia”.

Con información de Reuters