Banco de México

20 de diciembre 2018 | 1:03 pm

En su última reunión de política monetaria del año, la junta del Banco de México subió por unanimidad la tasa de interés interbancaria a un día en 25 puntos base, lo que la coloca en 8.25%, su máximo nivel desde 2008, debido a presiones inflacionarias.

Esta es la cuarta alza de tipos del año, con lo que se iguala a la medidas que la Reserva Federal de Estados Unidos, que ayer elevó su tasa de interés un cuarto de punto porcentual.

Con esto, Banxico registra 15 alzas en las tasas desde que inició el ciclo en diciembre del 2015, acumulando un aumento de 525 puntos base.

Por el contrario, la Fed solamente ha realizado nueve aumentos de diciembre de 2015 a la fecha, acumulando un aumento de 225 puntos base.

“La inflación enfrenta riesgos de carácter estructural derivados de la posible adopción de políticas que pudieran conducir a cambios profundos en el proceso de formación de precios en la economía”, advirtió Banxico.

Las expectativas de inflación general para el cierre de 2019 aumentaron, de 3.71% a 3.89%, entre octubre y diciembre.

Esta semana, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos acordó un alza de 16.21% a partir del 1 de enero y López Obrador prometió atar futuros incrementos a la inflación.

“Considerando la magnitud de los aumentos recientes en el salario mínimo (…) se enfrenta el riesgo de que estos propicien revisiones salariales que rebasen las ganancias en productividad y generen presiones de costos con afectaciones en el empleo formal y en los precios”, advirtió el banco central.

Además, el banco agregó que existen riesgos para la cotización de la moneda nacional,que podría continar viéndose presionada por factores externos e internos.

Derivado de ello, el Banco de México se comprometió a contribuir a que los ajustes a la economía, ya sea del tipo de cambio real o en las tasas de interés de mediano y largos plazos, ocurran de manera ordenada.

El banco central recomendó además la adopción de medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas, reforzando la transparencia y la rendición de cuentas.

Por lo anterior consideró relevante que se cumplan las metas fiscales incluidas en el paquete económico presentado para 2019, que hasta ahora “han influido favorablemente en los mercados financieros nacionales”.

Con información de Reuters